Nuevo acto de vandalismo contra el monolito dedicado a la memoria de Sandra Palo, vecina de Getafe violada y asesinada en el año 2003, y que está ubicado en el parque Castilla La Mancha. 

No hace ni tres semanas que se inauguró este monumento en su honor y ya ha sido atacado en dos ocasiones. Primero fue rociado con pintura, siendo posteriormente limpiada por operarios de LYMA; y ahora se le han robado las placas que recuerdan a la joven.

“No entiendo tanta maldad ni bajeza moral. Desde el Ayuntamiento volveremos a reponerlas cuantas veces haga falta”, decía la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández.

“No puedo creer que haya gentuza capaz de arrancar la placa que descubrirnos en el parque de Castilla la Mancha en recuerdo de Sandra Palo”, también ha manifestado el presidente del PP de Getafe, Rubén Maireles.