Ginés García Beltrán tomó posesión este domingo de forma oficial como nuevo obispo de Getafe – de la que depende los católicos del sur de Madrid- en una ceremonia celebrada en el Santuario del Sagrado Corazón de Jesús del Cerro de los Ángeles, en la que estuvo arropado por cientos de fieles y decenas de autoridades religiosas, civiles y militares, entre las que estaba la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. También estuvieron presentes veinte alcaldes de los municipios que dependen de la Diócesis de Getafe.

“Vengo a esta Diócesis con ilusión porque es el Señor quien me llama y me envía a vosotros. Por eso, mi respuesta no puede ser otra que gastarme y desgastarme por vuestra salvación. Ayudadme, queridos hermanos y hermanas de esta Diócesis de Getafe, con vuestra oración y con la ayuda fraterna”, manifestó Ginés García Beltrán.

Además, el hasta ahora obispo de Guadix llamó a los fieles a salir de sus comunidades, “del posible confort” en el que puedan adormecernos, para que vayan “en busca de los hombres y mujeres que nunca han venido a la Iglesia , o que se fueron por alguna causa” porque “la evangelización es un acto de amor”.