Griñón ha alcanzado hasta 70 centímetros de nieve durante la madrugada del viernes al sábado 9 enero, según ha informado el alcalde, José María Porras, en virtud de los datos trasladados por la Guardia Civil.

La borrasca Filomena que ha arrasado el centro peninsular y mantiene en alerta roja a la Comunidad de Madrid, también está haciendo estragos en Griñón, donde en la última noche se han producido cortes intermitentes de luz.

“No hemos podido reanudar los trabajos de mantenimiento porque se hace imposible que los operarios lleguen hasta Griñón”, ha confirmado además Porras, que confía “poder hacerlo a lo largo de la mañana”. En este sentido ha asegurado que “intentaremos operar con excavadoras pero parece que la nieve acumulada lo va a hacer muy muy difícil”.

En este sentido, el alcalde de Griñón ha implorado a sus vecinos que no salgan de casa y eviten coger el coche, pues todas las carreteras están cortadas y la previsión de más nieve continúa durante este sábado.