El Ayuntamiento de Griñón ha iniciado las obras del Paseo de la Senda que consisten en retirar el pavimento actual y las traviesas del espacio peatonal, para ser sustituido por hormigón impreso. Tienen un presupuesto de 55.914 euros y la previsión es que estén finalizadas en tres meses.

“Con esta actuación pretendemos mejorar el firme existente, que actualmente se encuentra en mal estado provocando caídas, siendo además una zona de mucho paso para pequeños y mayores”, ha explicado el alcalde de Griñón, José María Porras.

El regidor, que confían en que para la primavera estén las obras concluidas, ha avanzado que tras la actuación se instalarán bancos y papeleras en la zona. Y finalmente ha pedido disculpas a los vecinos por las molestias que pudieran ocasionar las obras.