Un joven de nacionalidad brasileña de 27 años de edad fue hallado muerto el pasado jueves, con 20 cortes, un fuerte golpe en la cabeza y las manos atadas en unas casas prefabricadas en Alcorcón, ha confirmado una portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

El cuerpo del fallecido fue hallado por una persona el día 24 a las 13:20 horas en una de las casas prefabricadas ubicadas en la carretera de San Martín de Valdeiglesias con muchas manchas de sangre y cuchilladas. Hasta el lugar acudieron los agentes, que comprobaron que el joven estaba fallecido y no llevaba ningún tipo de documentación.

A continuación agentes del Grupo de Homicidios y del grupo de Delitos Violentos de la Brigada de Policía Científica se trasladaron al lugar de los hechos, donde estuvieron recabando pruebas y vestigios que pudieran esclarecer el crimen. También estuvieron examinando varios negocios de la zona, puesto que estos cuentan con cámaras de videovigilancia que pueden dar pistas sobre lo sucedido.

MUERTO POR UN GOLPE EN LA CABEZA

El cadáver fue trasladado por la noche al Instituto de Medicina Legal, donde al día siguiente se le realizó la autopsia, que determinó que murió por el golpe en la cabeza, aunque tenía cortes por todo el cuerpo.

Familiares del joven asesinado han explicado a la Policía que creen que le ha podido matar una persona a la que conocía la víctima mortal, ha informado el diario ‘El Mundo’. Ahora, los agentes están interrogando a los allegados a la víctima.