La Policía Local de Leganés ha impedido este martes a un pequeño grupo de la plataforma Hazte Oír repartir folletos sobre el ‘pin parental’ de VOX a las puertas del colegio público Miguel Hernández.

Los integrantes de la plataforma, que han portado pancartas con los mensajes ‘Educación sí, adoctrinamiento, no: pin parental ya’, han decidido no repartir los panfletos y limitarse a ofrecer información a los padres que se han acercado a ellos.

Cuando estaban montando la mesa informativa, la Policía se ha acercado a pedir la documentación a los promotores, quienes han explicado a los agentes que habían solicitado el permiso “hace una semana”. Ante ello, la Policía ha informado de que si no ha habido respuesta afirmativa por parte de la Administración a la petición de licencia, se entiende que ésta es siempre “negativa”.

La portavoz de Hazte Oír, Teresa García Noblejas, ha anunciado que su organización estudiará una “denuncia por prevaricación contra el alcalde”, Santiago Llorente, por haber anunciado que impediría el reparto de los folletos en base a que la ordenanza municipal prohíbe la distribución de publicidad sin autorización.

En este sentido, ha precisado que su organización no se dedica a la distribución de publicidad, sino de “información”, porque no venden ningún servicio ni producto. “Es puramente información y el impedir este derecho puede ser prevaricación”, ha remarcado.

García Noblejas ha justificado la presencia de la plataforma en Leganés porque “varios padres han avisado que querían información porque están hartos del adoctrinamiento de género sin que les avisen”. “Pedimos una cosa muy sencilla, libertad”, ha zanjado.

“PROVOCACIÓN”

Por su parte Llorente se ha personado en el colegio, donde ha declarado que la presencia de Hazte Oír responde a “una maniobra política para hostigar a la escuela pública”.

“Hoy Hazte Oír ha venido a Leganés a provocar. En nuestros colegios públicos se educa, no se adoctrina”, ha apuntado el alcalde.

Además, ha remarcado que el AMPA, la dirección del centro y la Comunidad de Madrid nos han confirmado que ningún padre o madre les ha llamado para que vengan”, contradiciendo la versión del colectivo. Y ha reiterado que “es una provocación”.

“HOSTIGAMIENTO A LOS CENTROS”

Por otro lado, la secretaria general de Enseñanza de CCOO Madrid, Isabel Galvín, ha manifestado que el sindicato apoya la gestión que se está haciendo en el centro Miguel Hernández, y ha informado que este martes, la Consejería de Educación ha trasladado al equipo directivo del colegio, a través del Área Territorial Madrid-Sur, su respaldo a la labor que se está realizando.

Tras ello, Galvín ha reclamado a la Comunidad de Madrid “firmeza” para que se “acabe el hostigamiento” a los docentes con unos actos que, a su entender, “ponen en jaque a los centros con hechos irreales”.