Hazte Oír ha publicitado en 150 marquesinas de autobuses interurbanos en varios puntos de la región para publicitar un teléfono de atención a “víctimas de adoctrinamiento de género”. Entre esas ciudades se encuentran Getafe y Leganés.

“Hay familias de la Comunidad de Madrid, y de otras partes de España, que están sufriendo porque los activistas LGTBI y de género se están introduciendo en las aulas para ideologizar o realizar actividades con los menores”, han dicho desde Hazte Oír, quienes han denunciado que los padres están “desamparados” porque la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, no quiera aplicar el ‘pin parental’.

Por su parte, la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, ha expuesto que no entiende cómo una institución pública como es la Comunidad de Madrid, “permite que se hable de adoctrinamiento de género en las aulas, en lugar de proteger y defender una sociedad igualitaria e informada”.

Además, ha recordado que “el propio consejero de Transportes, de quien depende el Consorcio Regional, Ángel Garrido, aseguró en una entrevista este mismo mes que se ve que el ‘pin parental’ es un pin neandertal”, mostrando su rechazo precisamente a lo que se publicita en las marquesinas.

Recientemente en Leganés, la plataforma no pudo repartir folletos en un colegio porque la Policía Local se lo impidió. Además el alcalde, Santiago Llorente, acusó a Hazte Oír de ir a la ciudad a “provocar”.