policia getafe

Cada día que pasa, el conflicto entre la Policía Local de Getafe y el Ayuntamiento se agrava más. CSIF, CPPM y UPM han acusado al Gobierno de Sara Hernández de “obligar” a los agentes a realizar horas extraordinarias para cubrir la Media Maratón que se disputa este fin de semana.

El pasado viernes, estos sindicatos y la concejala de Seguridad de Getafe, Elisabeth Melo, mantuvieron una reunión tras la insistencia de los representantes policiales. Encuentro que acabó sin acuerdo y con los policías manteniendo su decisión de no realizar horas extraordinarias.

“En estos días estamos retrocediendo al pasado, a los tiempos de la servidumbre, tiempos que ya creíamos superados. Se está decretando a los agentes de la Policía Local de Getafe a trabajar obligados el 26 de enero“, señalan desde UPM en un comunicado.

Desde este sindicato, además, piden “a las secciones sindicales UGT y CCOO del Ayuntamiento si van a seguir con el silencio absoluto que tienen ante tal atropello de derechos”.

FISCALÍA

Y es que esta semana, desde UGT denunciaban amenazas y haber puesto cacas de perro en la taquilla de un policía local, así como haber colocado un listado con los nombres de agentes que han participado en dispositivos extraordinarios.

Por este motivo y a lo largo de esta semana, el Gobierno de Sara Hernández acudía a la Fiscalía para denunciar si estos hechos pudieran ser constitutivos de algún delito.

Tanto CSIF, como UPM y CPPM han condenado “cualquier tipo de acción contraria a la ley”. Y han remarcado que “nosotros somos defensores de los derecho y no alentamos a su vulneración”.