Ignacio_Aguado_Ciudadanos_Madrid
Ignacio Aguado, candidato de Ciudadanos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, en la redacción de Al Cabo de la Calle

El candidato de Ciudadanos a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha visitado la redacción de Al Cabo de la Calle donde ha analizado la primera legislatura en la que la formación naranja ha tenido representación en la región.

Aguado también ha adelantado cuál será su estrategia para llegar a la presidencia de la Comunidad de Madrid el 26 de mayo, la política de pactos y las medidas que tomará en vivienda, sanidad o transporte, sin olvidar las diferencias sustanciales que hay entre el sur y el norte de la región que se compromete en este periódico a corregir, como ya hiciera en la primera entrevista que concedió a Al cabo de la Calle.

Ciudadanos lleva cuatro años con representación en la política madrileña. ¿En qué cree usted que lo han notado los vecinos?
Hemos conseguido acabar con las mayorías absolutas y eso significa acabar con los desmanes. Hemos sido capaces de condicionar un Gobierno tras la investidura, que ha permitido dotar de estabilidad a la Comunidad de Madrid e impulsar una serie de reformas que sin Ciudadanos no se habrían producido. Me refiero, por ejemplo, a bajar las tasas universitarias en un 30%, congelar las tasas del transporte público, paralizar la privatización del Canal de Isabel II, llevar a cabo 12 rebajas fiscales o aumentar el personal destinado a educación. Lo cierto es que de ese acuerdo de investidura hemos sacado muchas cosas adelante y además hemos impulsado leyes importantes: como la gratuidad en los libros de texto en la Comunidad de Madrid. Todo esto se ha conseguido gracias a Ciudadanos.

“Con la figura del defensor del denunciante de corrupción ni Gurtel ni Púnica hubiesen sucedido”

Pero también ha habido algunas sombras durante la legislatura en municipios como Arroyomolinos con la ‘operación Enredadera’. ¿Que pueden hacer para evitarlo en el futuro?Con respecto a lo sucedido en Arroyomolinos habrá que ver lo que dice finalmente la Justicia, pero nosotros hicimos lo que teníamos que hacer que era actuar con contundencia. En 24 horas tomamos la decisión de suspender de militancia al alcalde y finalmente, pues hoy por hoy, ya no está en Ciudadanos. Creo que fuimos muy ágiles al tomar esa decisión y sin embargo no hemos perdido el Gobierno porque el resto de formaciones políticas y los vecinos han entendido que se estaba haciendo una buena labor.

Ha propuesto ahora la figura del defensor del denunciante de corrupción.
Sería un antes y un después en el mundo de la corrupción y ya existe en otros países de la Unión Europea, donde funciona perfectamente porque es tener dentro de la administración a una figura independiente que garantiza la confidencialidad del denunciante y a la que puedes denunciar determinadas prácticas o sospechas de irregularidades que se han podido detectar en tu entorno, sin que eso suponga represalias como ha sucedido en la Comunidad de Madrid. Si esto hubiera estado en 2003, 2004, 2005 ni Gurtel ni Púnica se hubieran producido porque habría muchos funcionarios que podrían haber ido a esta oficina.

“Para ser presidente hablaré con todos los grupos que obtengan representación, pero no gobernaré con los extremos”

Ignacio_Aguado_CiudadanosHablando de elecciones autonómicas usted ha dicho que no pactara con el PSOE. ¿Esa negación de pacto se extiende para el resto de municipios?
Las tesis de Gabilondo son las mismas que las del señor Sánchez respecto al separatismo o la subida de impuestos. Yo no quiero un Gobierno del PSOE en la Puerta del Sol que vaya a freír a impuestos a las familias madrileñas. Yo no quiero un Gobierno que ceda espacios al separatismo, como ha hecho Carmena. Sus discursos no se han diferenciado en nada. Es más de lo mismo y por coherencia hemos decidido tomar esa decisión. A nivel nacional habrá un comité de pactos enfocado a la casuística municipal y veremos caso a caso para ver qué es lo mejor para los vecinos de cada municipio.

¿En Madrid sería posible un pacto a la andaluza?
Yo en Madrid divido el tiempo en dos etapas. Hasta el 26 de mayo es uno, donde voy a intentar aglutinar una mayoría de centro. Para ello dedicaré todo mi tiempo, para que los madrileños no opten a los extremos ni los hagan decisivos en la Comunidad de Madrid. Madrid lo que necesita son gestores honrados, un proyecto y personas preparadas para gobernar. A partir del 26 de mayo, si fracasamos en ese intento y los extremos son decisivos va a ser mucho más difícil formar gobiernos. Dicho lo cual, yo como pretendo ser presidente de todos los madrileños hablaré con todos los grupos políticos que obtengan representación, pero no gobernaré con los extremos. Creo que son perjudiciales y voy a intentar por todos los medios gobernar con mi programa y sin recurrir a los extremos para formar Gobierno.

“No puede ser que en pleno siglo XXI la gente pierda un puesto de trabajo porque tres días consecutivos llegue tarde el tren”

Vamos a nuestro nicho de influencia: el Sur de Madrid. ¿A qué se compromete con los vecinos del Sur para ganarse su confianza?
Yo creo que hay un problema fundamental del que luego se descuelgan todos y es la falta de equidad entre unas zonas y otras de la Comunidad en el reparto de los recursos. Hay una desigualdad evidente. Recursos en materia de infraestructuras como carreteras, centros educativos, centros de salud y eso al final tiene un traslado a la vida del día a día de las personas. Digamos que esa falta de equidad se traduce en que es más complicado moverse, los accesos a estos municipios son más difíciles, los resultados académicos en esos centros son peores que en el norte porque no hay refuerzos y ese va a ser mi compromiso. No podemos conseguir el objetivo que nos hemos marcado de que la Comunidad de Madrid sea la región líder en Europa si no vamos todos a la vez y si esa brecha cada vez es más grande. Hay que garantizar la equidad en la Comunidad de Madrid y que avancemos todos a una. No puede haber una zona de la Comunidad donde haya ciudadanos de segunda.

Una de esas diferencias de las que habla las vemos en los semáforos de la A-5. ¿Se compromete a eliminarlos y cuál es su propuesta para esta vía?
Los semáforos de la A5 nos parecen una nueva improvisación de Carmena, que, además, a mi juicio no solucionan ninguno de los tres problemas que existen. No favorece la movilidad, todo lo contrario, no reducen los atascos que ya se venían produciendo, sino que los aumentan. Hay estudios recientes que hablan de que se está condenando a los vecinos a tener retrasos entre 7 y 10 minutos por trayecto, más tiempo que pierdes en el coche… No soluciona la herida que abre la A-5 con los barrios de Aluche, Batán, etcétera, porque dos semáforos no te solucionan esa brecha y no reduce la contaminación, sino que la aumenta porque hay más acelerones y más frenazos, de tránsito de los coches, más tiempo en la carretera, por lo que contaminan más.

Yo propongo que apostemos por soterrar ese tramo de la A-5. Nosotros proponemos hacerlo en tres fases, en 4 kilómetros, desde el Alto de Extremadura hasta la M-40. De manera que se consigan resolver los problemas de movilidad.

Sigamos con movilidad. Las averías de Cercanías son habituales. Cierto que esto depende de Fomento, a nivel nacional. ¿Pero de qué manera puede Ciudadanos desde Madrid hacer que este tema tome importancia y se le den soluciones?
A Renfe se le debe exigir puntualidad en la prestación del servicio. De manera que si se retrasa el tren más de 15 minutos por causas imputables a Renfe se pague el cien por cien del billete a los usuarios. Igual que lo hace en media distancia. Más que una medida económica lo que queremos es que sea una forma de hacer que Renfe se ponga las pilas. No puede ser que en pleno siglo XXI la gente pierda un puesto de trabajo porque llegue tres días consecutivos tarde el tren.

“Los semáforos de la A5 son una nueva improvisación de Carmena y no reducen los atascos que se producían”

La vivienda también es un tema preocupante en zonas de Madrid como la nuestra. ¿Cómo abordaría Ciudadanos el tema de los alquileres o los pisos turísticos?
Nosotros entendemos que es un problema de oferta, no tanto de demanda. Por ejemplo en en Madrid capital hay más de 50.000 viviendas bloqueadas por el Gobierno de Carmena y que si se pusieran en el mercado aliviarían mucho el precio. La solución no es culpar a los pisos turísticos del aumento de los precios porque donde más han aumentado es en Carabanchel, Vallecas o Latina, distritos donde ha subido casi un 35% el precio.

Carmena es muy amiga de buscar enemigos. Nosotros no. Vivir en Madrid es caro, y el centro mucho más, sí. Por eso hay que descongestionar promociones atascadas políticamente en el Sureste y apostar por construir vivienda pública accesible para jóvenes, como ha anunciado Begoña Villacís. Hay que dar opciones a las personas que no pueden acudir al mercado libre y que vean que en Madrid hay buenas viviendas, bien ubicadas y a precio de alquiler. A su disposición.

Hoy por hoy hay además 4.000 viviendas ocupadas en la región, de las cuales 2.000 son de la Comunidad de Madrid. Abogamos porque se desalojen y que se den a las familias que lo necesitan y están en lista de espera. Y en tercer lugar hay que incentivar a las familias y los jóvenes que quieren vivir de alquiler. En este sentido nosotros hemos conseguido aumentar las deducciones a los jóvenes que viven en alquiler hasta 1.000 euros y hemos eliminado el impuesto de alquiler.

En materia de Sanidad, ciudades como Pinto, Alcorcón, Arroyomolinos, Getafe o Fuenlabrada esperan como agua de mayo que se construyan centros de salud. En algunos casos empiezan las obras pero se eternizan. ¿Qué puede hacer la administración para que eso se agilice?
Yo creo que es un tema de planificación. De planificar la construcción de instalaciones y de centros de salud con tiempo. Yo puedo entender que la administración sea lenta en actuar, pero tenemos en nuestro poder los censos, sabemos cómo crecen los barrios y cómo va a crecer la población o si va a hacer falta un instituto. Yo creo que esto se soluciona con un equipo de buenos gestores especializados y sobre todo que no se construya pensando en las siguientes elecciones, sino en el bienestar de los vecinos y las necesidades reales que hay. Siempre se ha gobernado pensando en quién gobierna ese municipio y yo no lo voy a hacer.