Choque frontal entre el Gobierno de España y la Comunidad de Madrid. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha ordenado a Madrid restringir la movilidad en aquellas ciudades con 500 casos por 100.000 habitantes. Lo que afectaría a la propia capital, pero también a Fuenlabrada, Alcorcón, Móstoles, Getafe, Leganés, Parla, Alcobendas, Torrejón de Ardoz y Alcalá de Henares.

Illa ha dicho que su Ministerio va a publicar próximamente en el Boletín Oficial del Estado (BOE), una orden para hacer “efectivas” las restricciones de movilidad aprobadas por las comunidades autónomas gobernadas por el PSOE, más País Vasco, en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS).

La propia Madrid, junto a Ceuta, Galicia, Andalucía, Cataluña y Murcia han votado en contra. Una falta de consenso, que para el consejero de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, hace que la orden, en caso de publicarse, sea “jurídicamente no válida”. Esto significa que, en caso de publicarse en el BOE, Madrid recurriría a los tribunales.

“Hay ya una orden que se va a publicar en el Boletín Oficial del Estado, que es fruto de una decisión colegiada, y que tiene que hacerse efectiva”, ha dicho el ministro de Sanidad y más que previsible candidato del PSOE a las elecciones en Cataluña, si bien ha abierto la puerta a que el texto de esta orden puede ser “mejorado, completado u ampliado”.

CRITERIOS

Además del criterio de los 500 casos por 100.000 habitantes, la orden ministerial, que no ha admitido aportaciones de ninguna comunidad por ahora, recoge otras pautas para restringir la movilidad en estas ciudades.

Así, se tendrá en cuenta que esos municipios presenten un porcentaje de positividad en las pruebas diagnósticas superior al 10 por ciento en las últimas dos semanas; y que la ocupación de camas por pacientes con Covid en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) en hospitales de la Comunidad supere el 35%.

RESPUESTA DE MADRID

Además de señalar que el documento es “jurídicamente no válido”, en virtud del artículo 14.1 del CISNS, Escudero ha acusado al ministro de Sanidad, Salvador Illa, de utilizar el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud para “imponer medidas que van en contra de la voluntad de muchos españoles allí expresada”.

“El ministro, Salvador Illa, ha dicho que se ha tomado una decisión colegiada, es falso”, ha aseverado Escudero, quien también ha asegurado que “es falso” que la Comunidad de Madrid se mostrara “satisfecha” con la reunión del martes del Grupo Covid-19.

Escudero ha precisado que el propio ministro ha trasladado a los consejeros autonómicos que trasladaría la propuesta a la Ponencia de Alertas de Salud Publica para trabajarlo técnicamente, y que posteriormente debe pasar por la Comisión de Salud Pública, y “tras todo ese trabajo técnico, debatirse de nuevo en Pleno del Consejo Interterritorial, como así han expresado la mayoría de las CCAA, incluso las que han votado a favor de este borrador”.

A pesar de que ha abogado por el “entendimiento”, ha acusado al Gobierno de España de no haber mostrado todavía, tras la reunión entre el presidente, Pedro Sánchez, y la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, “ni la más mínima actitud de tratar de ayudar a nuestra comunidad”.