El Gobierno de Getafe liderado por Sara Hernández anunció un ambicioso paquete de inversiones financieramente sostenibles por valor superior a los tres millones de euros. Sin embargo, un informe de Intervención Municipal, fechado el 30 de abril de 2018, al que ha tenido acceso este periódico frena las expectativas de Sara Hernández.

El documento señala que una vez atendidas las obligaciones pendientes de aplicar a presupuesto y el resto de obligaciones a pago a proveedores pendientes al cierre del ejercicio de 2017, el saldo positivo se debe destinar a amortizar operaciones de endeudamiento vigentes. Al menos un porcentaje, ya que la Ley también permite “excepcionalmente” que las Corporaciones Locales “podrán destinar esta cuantía a inversiones financieramente sostenibles”.

Ahora bien, la interventora general municipal de Getafe entiende que “el incumplimiento reiterado del periodo medio de pago de este Ayuntamiento hace inviable esta opción ya que no se están tomando las medidas correctivas necesarias para corregir el incumplimiento citado“. Con lo que de nuevo Intervención da un tirón de orejas al Gobierno de Getafe por el retraso en el pago a los proveedores.