La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha visitado en la mañana de este sábado el hospital de Ifema tras haber recibido el alta y superar el coronavirus. Allí ha asegurado que se “reorientará” el sector sanitario en Madrid para convertirlo en una “industria sin igual”.

“No quiero nunca más que la vida de nadie tenga que depender de mercados. Ante una pandemia no hay una administración que esté 100 por cien preparada, pero sí que vamos a hacer lo que esté en nuestra mano para que el virus vea su fin pronto”, ha expuesto la presidenta autonómica.

“No quiero nunca más que la vida de nadie tenga que depender de mercados. Ante una pandemia no hay una administración que esté 100 por cien preparada”

En su primer acto oficial tras recuperarse del coronavirus, Ayuso ha asegurado que se va a continuar combatiendo al virus con “tests masivos y selectivos” para poder seguir estudiándolo y que así las medidas que se tomen respecto al confinamiento se hagan “con sentido y con una estrategia”, que lleve a que se pueda “recuperar pronto la normalidad de Madrid”.

“ORGULLOSOS DE NUESTRA SANIDAD”

Por otro lado, la presidenta de la Comunidad de Madrid ha explicado que en “poco tiempo” se podrán analizar las cifras “con detenimiento” y saber “qué ha ocurrido en España y en la región a través de estudios como los que realiza la OMS”.

“Cuando el tiempo pase estoy convencida de que estaremos más orgullosos si cabe de nuestra Sanidad, nuestros funcionarios y de todas las personas que están al frente de las administraciones”, ha agregado la presidenta, quien se ha mostrado convencida de que “el virus llevaba más tiempo” en España del que se cree.

En esta clave, también ha agradecido su labor a los trabajadores que han garantizado que “la normalidad sea una tónica” a pesar de estar confinados en casa.

“OTRA OLA SERÍA IMPERDONABLE”

Por otro lado, la presidenta madrileña ha pedido “concreción” al Gobierno central sobre las medidas de desconfinamiento progresivo y el reparto de EPIs a la población, ya que “otra ola ahora mismo sería imperdonable”.

“Yo soy partidaria de que todo el mundo se quede en casa, como soy partidaria de que sectores estratégicos vuelvan a trabajar si se tiene claro por qué, para cuánto, etcétera”

Ante los medios de comunicación, Ayuso ha cuestionado que “no parece que la estrategia esté muy clara” porque “hay muchas voces discordantes” a este movimiento sin saber “qué evolución puede llevar la epidemia”.

“Yo soy partidaria de que todo el mundo se quede en casa, como soy partidaria de que sectores estratégicos vuelvan a trabajar si se tiene claro por qué, para cuánto, etcétera”, ha añadido Ayuso, quien ha ofrecido la colaboración absoluta de la Comunidad al Gobierno de Pedro Sánchez.

MÁS DE 3.000 INGRESADOS Y 2.000 ALTAS

Durante su visita, la presidenta madrileña ha estado acompañada por del consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero; el director general de Ifema, Eduardo López-Puertas; el coordinador del hospital, Fernando Prados; los directores médicos del centro, Antonio Zapatero y Javier Marco; y por su responsable logístico, Juan José Pérez.

El centro, que lleva en marcha tres semanas, registra a día de hoy 3.133 ingresados acumulados, más de 2.000 altas y actualmente tiene 1.250 camas operativas

Así, han recorrido los pabellones 7 y 9, que suman más de 1.300 camas convencionales, y donde hay espacios habilitados para las de UCI, destinadas a los casos más graves. La capacidad total de las instalaciones es de 5.500 camas, de ellas 500 UCI.

El centro, que lleva en marcha tres semanas, registra a día de hoy 3.133 ingresados acumulados, más de 2.000 altas y actualmente tiene 1.250 camas operativas. Cuenta con una plantilla conformada por más de 1.200 personas, entre trabajadores sanitarios y no sanitarios. De ellos, hay 307 médicos y 382 enfermeras.