Juan Carlos García es el actual concejal de Educación y candidato a la Alcaldía de Vecinos por Arroyomolinos, partido de reciente creación tras su salida del PSOE donde militó durante 23 años.

De aquella salida y el programa electoral de la nueva formación que representa hemos hablado en su paso por la redacción de Al Cabo de la Calle.

¿Con qué sensaciones se presenta Vecinos por Arroyomolinos a las elecciones?
Los políticos somos servidores públicos, desde Vecinos por Arroyomolinos queremos recuperar el sentir del pueblo, su visión sobre las necesidades de nuestra localidad. Estamos agradecidos por la respuesta que estamos obteniendo, por el entusiasmo y cariño que recibimos, porque cada día somos más los que creemos en esta apuesta de política local alejada de las servidumbres de los grandes partidos. Nosotros estamos trabajando en propuestas vecinales que van a contribuir a la construcción de un Arroyomolinos próspero, sostenible, con recursos necesarios y una gestión eficaz.

¿Con qué propuestas concretas esperan ganar esa confianza?
La confianza de los vecinos debe ganarse día a día con esfuerzo, trabajo y tenacidad. A día de hoy hemos recogido un gran número de propuestas vecinales en las que estamos trabajando y conformarán nuestro programa electoral. Puedo decirte que en Vecinos por Arroyomolinos hacemos una apuesta decidida y clara por la educación en valores desde la infancia, los programas preventivos y la participación ciudadana, claves en la consecución de una sociedad justa, diversa, inclusiva y con igualdad de oportunidades. Seguimos el principio de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Un plan de acción mundial a favor de las personas, el planeta y la prosperidad que aboga por ‘No dejar a nadie atrás’, porque todos contamos y todos debemos tomar parte activa en la sociedad.

En Vecinos por Arroyomolinos sí tenemos claro que nunca pactaremos con partidos que quieren dar un paso atrás en la consecución de derechos y libertades conseguidas

En un hipotético escenario de pactos: ¿Qué partidos podrían necesitar de Vecinos por Arroyomolinos y viceversa?
Creo que en estos momentos es muy aventurado hacer pronósticos sobre lo que puede pasar después de las elecciones locales. Como ya te he comentado, Vecinos por Arroyomolinos nace con el objetivo de ser el partido que gobierne nuestro municipio. Dicho esto, en el caso de que el escenario después de las elecciones plantee la necesidad de hacer pactos, será el momento de sentarse a analizar los diversos proyectos del resto de fuerzas políticas y considerar los que creamos más beneficiosos para los vecinos y vecinas.

Aunque el objetivo de cualquier partido es conseguir el número de votos necesario para sacar adelante su programa sin necesidad de pactos, la experiencia de estos cuatro años gobernando en tripartito ha sido claramente positiva. Hemos hecho un ejercicio de flexibilidad, consenso, diálogo y unidad en los momentos difíciles. Hemos sido capaces de acercar posturas, llegar a acuerdos y mirar siempre por las necesidades de nuestros vecinos y vecinas. Y no solo con los partidos en el Gobierno si no también con la oposición. Para mí personalmente ha sido muy satisfactorio presentar mociones en el Pleno que han sido aprobadas por unanimidad, la mejor muestra de que el bien común debe de estar por encima de todo.

Puedo decirte que en Vecinos por Arroyomolinos sí tenemos claro que nunca pactaremos con partidos que quieren dar un paso atrás en la consecución de derechos y libertades conseguidas hasta el momento con una visión retrógrada y un discurso que nos trae recuerdos de lo que ocurría en España hace más de cuarenta años.

He decidido que ante los insultos: trabajo, trabajo y trabajo

¿Cómo valora estos años al frente de Educación?
Creo que la valoración de la gestión no me corresponde hacerla a mí si no a los vecinos y vecinas. Yo te puedo decir que asumiendo los errores que haya podido cometer, desde que llegué a la concejalía mi único propósito y ambición ha sido levantarme todos los días para trabajar en ofrecer lo mejor para Arroyomolinos. He tenido la gran suerte de contar con un equipo que me ha apoyado en este objetivo. Ellos son los verdaderos responsables de la gestión, tramitación y puesta en marcha de los proyectos. Como por ejemplo los programas de educación en valores en los colegios e institutos, los proyectos inclusivos en la infancia, los espacios de conciliación, las actividades lúdicas y formativas, la intervención psicoeducativa y social, la búsqueda de alternativas de ocio sanas y saludables o el acercamiento a la lectura a toda la sociedad han conformado parte de la actividad durante estos años.

Esta etapa de concejal coincidió con su salida del PSOE. ¿Cree que la entendieron los vecinos?
Mi respuesta es clara: sí. Los desencuentros con el partido venían produciéndose desde hacía tiempo porque no estaba de acuerdo en decisiones que tenían más que ver con luchas internas y ansias de poder que con los intereses de los arroyomolinenses. Pero la gota que colmó el vaso fue la determinación del PSOE de abandonar el Gobierno de Arroyomolinos en el momento más crítico que ha vivido nuestro municipio. Una decisión de la que me enteré a través de los medios de comunicación y de la que no se pidió mi opinión. Mi compromiso va más allá de unas siglas, mi compromiso es con los vecinos y vecinas y no podía dejarles en la estacada. Es muy fácil abandonar el barco cuando se está hundiendo bajo un falso halo de integridad y coherencia. Yo no podía dejar proyectos a medias. El único camino que me planteé seguir es el de continuar trabajando, algo que decidieron dejar de hacer los que emplean todo su tiempo en insultarme e intentar tirar mi nombre por tierra.

Seguiremos instando al resto de administraciones para que situaciones que exceden nuestras actuaciones pero que son imprescindibles para nuestra localidad se lleven a cabo

¿Cómo le sientan estos insultos?
Si su único argumento es calificarme como tránsfuga, afearme que muestre el trabajo en las redes sociales, publicar insidias y medias verdades, demonizar el retraso puntual de la convocatoria de actividades, sacar comunicados denunciando problemas de limpieza en un centro escolar cuando ya se estaba actuando para poner solución o criticar festivales como el Arrockyo en Vivo que dinamiza y da riqueza a nuestro pueblo, es que no lo estoy haciendo tan mal. No puedo perder el tiempo en defenderme de todos sus ataques. Eso lo dejo para ellos que su única propuesta es la descalificación. Yo he decidido que ante los insultos: trabajo, trabajo y trabajo. Creo que eso los vecinos y las vecinas lo ven y lo comprenden.

Si es alcalde: ¿cuál será su primera medida?
No podemos hablar solo de una medida, sería muy simplista. Arroyomolinos es un pueblo que ha crecido exponencialmente durante los últimos años y que necesita que los servicios aumenten en la misma medida que la población. Trabajaremos para ello en lo relativo a las competencias municipales y seguiremos instando al resto de administraciones para que situaciones que exceden nuestras actuaciones pero que son imprescindibles para nuestra localidad se lleven a cabo. La construcción de un municipio próspero, sostenible, moderno, accesible, con servicios, inclusivo y abierto a todos y todas es la gran labor que tenemos por delante para los próximos años.