La alcaldesa de Alcorcón, Natalia de Andrés, ha desvelado que la portavoz del PP local, Ana Gómez, ha solicitado que tanto ella como sus ediles cobren las dietas de 500 euros por asistencia a los plenos del 15 de junio y del 4 de julio. Se trata de las sesiones de toma de posesión del acta de concejal y de organización de la Corporación. En total, aproximadamente, dos horas y media de duración. También lo han solicitado los tres ediles de Ciudadanos y la concejala de VOX.

La alcaldesa considera que se trata de un “despropósito” y una “bajeza moral”, pese a que el secretario del Pleno ha dicho en un informe que los concejales, tanto de Gobierno como de oposición, tienen derecho a cobrarlo. En este sentido, De Andrés ha informado que los concejales de su Gobierno van a renunciar a estas dietas (1.000 euros entre las dos sesiones) y ha pedido a los ediles de la oposición que hagan lo mismo “por decencia política” ya que “tenemos un sueldo muy digno”.

“PRECARIEDAD LABORAL”

Por su parte Ciudadanos Alcorcón ha respondido a la alcaldesa diciendo que los ediles de la oposición no fueron dados de alta en la Seguridad Social durante veinte días desde la configuración del Pleno, “mientras el equipo de Gobierno de PSOE y Ganar Alcorcón disfrutaba de su generosa retribución desde el 17 de junio”.

De este modo la formación naranja ha acusado al Ejecutivo local de “promover la precariedad laboral”.