La alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, ha asegurado sobre las bajadas de salarios de alcaldes y concejales en algunos municipios por la crisis del coronavirus, que “es ingenuo y hay que hacer política de mucha altura”.

Hernández ha manifestado en una rueda de prensa telemática que el Ayuntamiento que diga que la atención social depende de si los concejales o la alcaldesa se baja el sueldo es “un municipio poco fuerte y que no viene haciendo sus deberes”.

Según la alcaldesa, las prioridades que hay que atender “no dependen de las bajadas de sueldos”, aunque dice que harán lo que tengan que hacer, pero lo que quieren es una administración “fuerte”.

SUSPENSIÓN DE LAS FIESTAS PATRONALES

Asimismo, ha señalado que si las fiestas patronales no se llevan a cabo en septiembre será otra fuente de financiación que destinarán “a lo que sea más necesario porque está clara la prioridad y la sensibilidad del equipo de gobierno”.

En su opinión, mientras otros ayuntamientos han utilizado para la compra de mascarillas buena parte del dinero que el Gobierno central les ha transferido vía comunidades autónomas, Getafe no lo ha destinado a otro aspecto que no sea la atención social.

“Son prioridades que cada uno establece, y no voy a criticarlo, porque todo el mundo hacemos lo que buenamente entendemos con toda nuestra real y sana voluntad de ayudar a los vecinos, y hemos querido hacerlo con presupuesto municipal, por lo que en esa línea seguiremos trabajando”, ha concluido.