La mujer que okupó en Leganés el piso de la anciana a la que asistía y limpiaba cuando esta murió en marzo se ha comprometido a abandonar el inmueble el lunes a mediodía, ha confirmado Rosana, hija de la fallecida. Precisamente el día en el que la familia ha anunciado que sospecha que el fallecimiento de la legítima propietaria corresponde a un homicidio, y no al coronavirus.

Tras varios días de protestas vecinales e intentos fallidos de negociación, abogados de la familia, con la colaboración de la Policía, han conseguido que Rosa Abigaíl, la asistenta okupa, se haya comprometido a dejar el piso “sin dinero ni otras contraprestaciones”. Y es que supuestamente hace unas semanas había pedido dinero para dejar el piso.

“En estos momentos se encontraban en la casa tres personas. Esperamos que el lunes abandonen la casa de mi madre todos sus inquilinos y recuperemos nuestras pertenencias, pero a saber con lo que nos encontramos dentro”, ha dicho Rosana, que ha agradecido el apoyo vecinal, la “presión social” y la presencia de los medios, ya que considera que ha sido “clave” para recuperar la propiedad.