La Asociación de Policía Municipal de Madrid (APMU) ha anunciado que tomará “medidas legales” contra el portavoz de Unidos Podemos en el Senado y secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid, Ramón Espinar, por un ‘tuit’ donde calificaba la muerte de un mantero en el barrio madrileño de Lavapiés como un “fracaso como democracia”.

“Señor Ramón Espinar, si hoy hay algún disturbio y herido por su culpa tomaremos medidas legales contra usted”, ha respondido la APMU al mensaje previo de Espinar en la red social. Además, la Asociación de Policía Municipal ha asegurado que los agentes auxiliaron al hombre de 35 años y nacionalidad senegalesa tras sufrir un infarto en Lavapiés y que acabó muriendo. Se produjeron así los disturbios que se han saldado con una decena de policías heridos y seis detenidos.

Espinar había escrito en su cuenta personal de Twitter, tras conocer el fallecimiento del mantero, que había sido perseguido desde la Plaza Mayor de la capital por agentes de la Policía Nacional por vender productos de perfumería de forma irregular, que era “un día triste en España”. “No hemos estado a la altura de los Derechos Humanos. Hemos fracasado como democracia”, apuntaba también el líder de Podemos en la Comunidad de Madrid.

“Los derechos son para todos pero su tutela se tiene que ejercer, precisamente, sobre quienes lo necesitan”, ha escrito también Espinar en el mensaje en Twitter que ha provocado la respuesta de la APMU.

APOYO A LA POLICÍA MUNICIPAL

A pesar de Ramón Espinar, la Policía Municipal ha recibido muestras de apoyo de otros partidos políticos como PP, PSOE y Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, o la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. Pero también de colectivos vecinales como la Plataforma Barrio Lavapiés, que lo hacía a través de Twitter.

“Señores periodistas los vecinos de Lavapiés no nos hemos echado a la calle a generar los disturbios en contra de la Policía. Una vez más, hemos tenido que aguantar a los que destrozan nuestro barrio. Agradecemos la labor de la Policía en nuestro barrio”, decían.