La Audiencia Nacional considera que el cese del coronel Diego Pérez de los Cobos, como jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Madrid (Tres Cantos-Madrid), es “ilegal”, por lo que ha ordenado al Ministerio del Interior, dirigido por Fernando Grande-Marlaska, que le reingrese en su puesto.

Fue en mayo del pasado año cuando el socialista Marlaska fulminó al coronel argumentando “pérdida de confianza”. Sin embargo, sectores del Instituto Armado relacionaron el cese con los informes judicializados y declarados secretos, sobre la manifestación feminista del 8-M y la gestión del director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ante la pandemia de Covid-19.

“Los ceses de los que trabajamos como Policía judicial son microgolpes de Estado. Nuestro coronel Perez de los Cobos dijo no. Otros como el Ministerio del Interior prefieren barcos sin honra”, decía por entonces la Asociación Pro Guardia Civil (APROGC).

Ahora, la Audiencia Nacional da un duro revés a la credibilidad de Marlaska, ya en entredicho por entonces. “No es cierto que el recurrente no informase del desarrollo de investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil, en el marco operativo y de Policía Judicial, con fines de conocimiento. La motivación de la propuesta de cese no es real, o al menos no se ajusta a la realidad”, dice un fallo que ha sido adelantado por El Mundo este mismo miércoles.

“El motivo de la decisión discrecional de cese era ilegal, en tanto que el cese estuvo motivado por cumplir con lo que la ley y el expreso mandato judicial ordenaba al señor Pérez de los Cobos”, y añade que “la legalidad no puede ser arrinconada por la discrecionalidad”.

No obstante, el Gobierno de PSOE y Podemos ya ha dicho que recurrirá este fallo, que supone un duro varapalo para la ya trastocada figura política del socialista Marlaska.

Por su parte, PP, Ciudadanos y VOX ya han pedido la dimisión del ministro del Interior.