La Comisión Europea ha seleccionado a Fuenlabrada para participar en la iniciativa Acuerdo por una Ciudad Verde, un movimiento de alcaldes europeos comprometidos con la conservación del Medio Ambiente y la creación de ciudades más limpias y saludables.

“En vista de los continuos esfuerzos realizados por su ciudad para proteger el medio ambiente, tenemos el agrado de invitar oficialmente a Fuenlabrada a adherirse al Acuerdo por una Ciudad Verde”, expresan los representantes de Eurocities, que han trasladado la invitación de la Comisión Europea.

Con la adhesión al pacto, los alcaldes se comprometen a redoblar sus esfuerzos para cumplir varios objetivos de aquí a 2030. Entre ellos están mejorar la calidad del aire de las ciudades y acercarse a los valores recomendados por la Organización Mundial de la Salud, avanzar sustancialmente en la mejora de la calidad de las masas de agua y el uso eficiente del agua o progresar en la conservación y el aumento de la biodiversidad urbana mediante el aumento de la extensión y la calidad de las zonas verdes de la ciudad, y la detención de la pérdida y la restauración de los ecosistemas urbanos.

Además, se persiguen otras metas como avanzar hacia una economía circular garantizando una mejora sustancial de la gestión de residuos municipales domésticos, una reducción importante de la generación y vertido de residuos, y un aumento considerable de las prácticas de reutilización, reparación y reciclaje, así como la reducción significativa de la contaminación acústica, acercándose a los niveles recomendados por la Organización Mundial de la Salud.

Fuenlabrada es junto a Madrid la única ciudad de la región que cuenta con una planta de clasificación de envases, que está adaptada también al tratamiento de materia orgánica, y es la capital de la Economía Circular de la Comunidad de Madrid, ya que concentra hasta 37 empresas dedicadas a la gestión y reutilización de residuos.