La Comunidad de Madrid tramitará un nuevo reglamento de vivienda protegida que reduzca la carga burocrática y lograr una vivienda protegida “más flexible, con menos limitaciones y restricciones para su promoción, acceso y transmisión”, así como apoyo en las declaraciones “responsables” y la “modernización” administrativa.

El consejero Vivienda y Administración Local, David Pérez, ya avanzó recientemente su voluntad de avanzar en la consecución de una importante oferta de vivienda asequible destinada a los jóvenes de la región, tal y como contempla el desarrollo del Plan Vive Madrid, que tiene como objetivo poner en el mercado 25.000 viviendas en los próximos ocho años.

FISCALIDAD

David Pérez ha desgranado en el encuentro con los representantes de los promotores las medidas incluidas en el programa de Isabel Díaz Ayuso en materia de nuevas deducciones en el IRPF a los jóvenes para favorecer su acceso a la vivienda.

Así, el objetivo es que las viviendas en régimen de alquiler puedan deducirse hasta un máximo de 1.200 euros (un 20% más del límite actual) y que, en el caso de la compra de una vivienda, los jóvenes de hasta 30 años puedan deducirse hasta un 25 por ciento de los intereses de la hipoteca, con un máximo de 1.000 euros anuales.

Igualmente, el consejero de Vivienda y Administración Local ha detallado las deducciones para las familias que decidan adquirir una nueva vivienda para uso habitual como consecuencia del aumento de la familia por nacimiento o adopción.

Así, el compromiso del Gobierno regional es que se puedan deducir el 10 por ciento del precio de compra, prorrateado en 10 años y con un límite anual de 700 euros.