La Comunidad de Madrid está “a disposición” de lo que requiera el Estado a la hora de acoger refugiados provenientes de Afganistán tras la caída de su capital, Kabul, en manos de los talibanes.

“Madrid va a estar a disposición de lo que el Gobierno nos solicite, esa va a ser su posición leal de colaboración”, ha asegurado el consejero de Transportes e Infraestructuras, David Pérez, quien ha aclarado que, de momento, no han recibido ningún requerimiento en ese momento.

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, anunció ayer que el Ayuntamiento de la capital, por su parte, habilitará 12 plazas en su centro de acogida temporal de emergencia de Vallecas conocido como Las Caracolas, para acoger a mujeres afganas perseguidas por los talibanes, aunque el número de plazas podría ampliarse hasta las 100.