PROFESORES

El Gobierno de la Comunidad de Madrid contratará para el próximo curso escolar 2021/22 un total de 2.931 profesores y otros profesionales, lo que supone “el mayor plan de refuerzo de la historia en los centros educativos de la región”. Así lo ha anunciado el consejero de Educación y portavoz del Ejecutivo, Enrique Ossorio.

A este refuerzo se sumarán los 3.700 nuevos docentes que también se incorporarán al inicio del curso en los institutos madrileños (en Secundaria y Formación Profesional), tras el inicio esta semana en las oposiciones con el número de plazas ofertada más alta celebrado nunca en la Comunidad de Madrid.

Este es el mayor incremento en recursos humanos en todo el territorio nacional y un aumento mayor que el que supuso en la legislatura 2015/19 el acuerdo firmado por el Ejecutivo madrileño con los principales representantes sindicales para la incorporación, en cuatro años, de 2.800 nuevos docentes a los centros educativos públicos de la región.

PLAN DE REFUERZO INDIVIDUAL

La Comunidad de Madrid lleva meses trabajando en esta iniciativa concebida para paliar las potenciales carencias educativas que hayan podido sufrido los alumnos por los efectos del confinamiento del Covid-19.

Este es el mayor incremento en recursos humanos en todo el territorio nacional y un aumento mayor que el que supuso en la legislatura 2015/19

Por ello, y con el objetivo de que los estudiantes logren los objetivos y alcancen las competencias, cada centro elaborará un plan de refuerzo individual, con especial atención a las materias de Matemáticas, Lengua y Literatura.

REFUERZO EN INFANTIL Y PRIMARIA

En Educación Infantil y Primaria y Especial se incorporarán cerca de 700 docentes y profesionales más a los colegios públicos de la región, “para apoyar a todo el alumnado”. De ellos, 365 serán maestros especialistas en Pedagogía Terapéutica (PT) o Audición y Lenguaje*(AL) para facilitar una mayor atención individualizada de los estudiantes con necesidades educativas especiales.

A estos se sumarán 134 orientadores, 200 maestros de apoyo en Educación Primaria para Lengua y Matemáticas en 1º y 2º de Primaria con alumnado en situación de desventaja social y que se hayan podido ver perjudicados por las consecuencias de la Covid.

En Educación Infantil y Primaria y Especial se incorporarán cerca de 700 docentes y profesionales más a los colegios públicos de la región

En Secundaria, FP y Régimen Especial, el incremento alcanzará los 1.421 profesionales. Entre ellos, más de 600 profesores, además de 91 orientadores y más de 100 profesores de las especialidades de Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje para la atención educativa de alumnos con necesidades especiales.

Asimismo, otros 630 profesores realizarán funciones de apoyo y refuerzo en ESO y Bachillerato en las materias de Matemáticas, Lengua y Literatura, a fin de facilitar que los alumnos que pudieran tener algún desfase curricular alcancen el adecuado grado de adquisición de las competencias correspondientes. Además, esta iniciativa se completará con los programas de apoyo y refuerzo como el Programa Refuerza y el programa PROA+.

En los centros concertados se va a reforzar la contratación del profesorado con 411 docentes “con el objetivo de cumplir el compromiso por la libertad educativa y que la pandemia no repercuta sobre los alumnos”. Además, en este nuevo curso incorporarán nuevos orientadores en Educación Primaria que permitirán tener un orientador por cada centro.

MÁS PERSONAL EN ADMINISTRACIÓN Y SERVICIOS

Por otra parte, contratará para el curso 2021/22 a 400 personas de administración y servicios para poder hacer frente a todas las cuestiones relacionadas con las medidas de seguridad e higiene de la pandemia, así como con las tareas administrativas y con el objeto de descargar de trabajo a los equipos directivos y al profesorado.

De ellos, 150 serán auxiliares administrativos, 150 auxiliares de control e información y 100 técnicos especialistas, de los que 70 técnicos educativos darán apoyo a los colegios de Educación Especial. Su función será reforzar las labores de higiene y autonomía personal del alumnado y así garantizar el cumplimiento de los grupos estables de convivencia mientras dure la pandemia.