lobo comunidad de madrid

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha apostado este martes por proteger al lobo, especie protegida, en la región. De esta manera, el Ejecutivo regional “no va a permitir que los ganaderos puedan matar lobos”.

Eso sí, desde la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio han asegurado que se encuentran en “permanente contacto” con las organizaciones agrarias y ganaderas para escuchar sus peticiones respecto a las medidas a tomar ante el aumento del ataque de lobos, que según datos oficiales han subido un 40% entre 2016 y 2017. Pero ha insistido en que “nunca se ha planteado que los ganaderos puedan matar lobos”.

“Hace semanas nos reunimos con la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) de Madrid. Desde la Comunidad analizamos todas las propuestas antes de tomar ninguna decisión”, han añadido. Este sindicato pidió al Gobierno regional que autorice a los ganaderos para que puedan ahuyentar al lobo con disparos, tal y como se ha propuesto en Castilla y León y ya se aplica en Francia.

No obstante, fuentes de Medio Ambiente han recordado que el lobo es una especie que la Directiva Europea Hábitats cataloga como “estrictamente protegida”, es decir, esta figura le otorga el mayor rango y grado de protección posible. Su caza está prohibida, de forma que cazarlo o envenenarlo puede acarrear graves consecuencias económicas e incluso penales.

Por eso la Consejería está trabajando, en colaboración con los ganaderos, en métodos de prevención de ataques de lobo como mejora de cercados, adiestramiento y presencia de mastines y sistemas de aviso. Asimismo, se está abordando un ambicioso proyecto, con la colaboración de expertos, para contar con un estudio definitivo y fiable de la situación actual del lobo en la región.