La Comunidad de Madrid reducirá de 10 a 6 personas todas las reuniones durante estas Navidades, incluidos los días festivos, y de un máximo de dos núcleos convivientes.

Así lo ha anunciado el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en rueda de prensa, que ha reconocido que tras el ligero repunte de casos, “nos hemos visto obligados a modificar el Plan de navidad”.

Escudero ha hecho alusión a los 23 brotes registrados en la Comunidad de Madrid desde junio, que se asocian a establecimientos de hostelería, según ha informado este viernes la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, en la Comisión de Sanidad de la Asamblea.

En este sentido, el consejero ha recalcado la importancia de usar la mascarilla, salvo cuando se come o bebe. Y con respecto al toque de queda, se mantiene de 00.00 a 6.00, salvo Nochebuena y Nochevieja, que se extiende a la 1.30 horas.

La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, avanzó este jueves que tomarían medidas, dado el repunte de contagios registrado en los últimos días, aunque descartó tanto impedir que los ciudadanos entrasen o saliesen de la autonomía para ver a familiares, así como cerrar los comercios y la hostelería.