La Comunidad de Madrid ha decidido declarar Bien de Interés Cultural (BIC) la Iglesia de Santo Domingo de Silos, en Pinto, por su “relevancia histórica” y cultural, además de por su “gran valor” arquitectónico y artístico, según ha explicado el Ejecutivo regional en un comunicado.

La iglesia es un conjunto de tres naves que destaca por sus bóvedas, de “gran riqueza en su diseño de configuración geométrica”. Se trata de una decoración característica de los modelos creados por maestros del gótico toledano. Sin embargo, los pilares son renacentistas y están unidos mediante arcos decorados a base de rosetas encasetonadas y elementos vegetales y geométricos.

En ellos se advierte la influencia del maestro toledano Alonso de Covarrubias. La sacristía nueva fue levantada a finales del siglo XVII dentro de los esquemas característicos del barroco madrileño y, “posiblemente”, es obra de algún maestro del círculo de Fray Lorenzo de San Nicolás.