El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha apostado este miércoles por “seguir potenciando los cuidados paliativos”, con el objetivo de “acabar con el dolor y no con las personas”.

Durante su intervención en el Foro Salud organizado por Nueva Economía Fórum, el consejero ha hecho una mención al proyecto de Ley de Eutanasia que se encuentra en el Congreso. A este respecto, ha asegurado que “Madrid no va a renunciar a sus responsabilidades” sino que va a “afrontar, como sociedad, el coste, sea cual sea, que supone seguir al lado de las personas hasta el final de su vida”.

“Sabemos que cuando a un enfermo que sufre, se le ofrece aliviar ese dolor, su manera de afrontar la enfermedad puede cambiar. Y sabemos que allí donde se ha legalizado la eutanasia, han dejado de desarrollarse los cuidados paliativos”, ha constatado.

“Por eso proponemos seguir potenciando los cuidados paliativos que tiene la sanidad madrileña, operativos las 24 horas del día, para garantizar acabar con el dolor y no con las personas”, ha manifestado Ruiz Escudero, quien ha aseverado que “el dolor no tiene ideología pero sí tiene remedio”.

En definitiva, tal y como ha expuesto el consejero, la Comunidad de Madrid apuesta por la ley de muerte digna y el proceso del buen morir, “no por la ley de eutanasia”, y además por un Plan Integral de Cuidados Paliativos 2021-2024.

Además, en respuesta a preguntas de los asistentes, ha defendido que si se reforzaran los cuidados paliativos no tendría porqué una Ley de Eutanasia, y ha considerado que en la propuesta presentada por el PSOE “han faltado dos pilares fundamentales”. En concreto, la participación de los profesionales y de las asociaciones de pacientes y de discapacidad, y el análisis del desenvolvimiento de la eutanasia en los países donde se aplica.

ATENCIÓN PRIMARIA 

Por otro lado, el consejero madrileño ha instado al Gobierno central a alcanzar no ya “el tan necesario Pacto Nacional por la Sanidad” pero al menos “acuerdos concretos, consensuados y necesarios para avanzar”.

En particular, se ha referido a “un problema nacional como es la falta de profesionales médicos, especialmente en Atención Primaria”, algo que “preocupa a todos los responsables de las administraciones sanitarias, y que exige el impulso del Ministerio para tomar medidas cuanto antes, a corto, a medio y a largo plazo, pero con dotación económica”.

Asimismo, ha abogado por un Consejo Interterritorial “que funcione como un auténtico órgano de coordinación”, ya que “ahora mismo se echa de menos un liderazgo por parte del Ministerio”.

En esta línea, ha subrayado la necesidad de reformar el Sistema de Financiación, algo que Madrid exige “para seguir siendo una referencia en la prestación de los servicios y para poder seguir siendo una sociedad solidaria con el resto de España”.