La delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, ha presidido este jueves la Junta de Seguridad Local de Alcorcón, junto a la alcaldesa Natalia de Andrés. Ambas dirigentes han destacado a la ciudad como la segunda más segura del sur de Madrid, solo superada por Fuenlabrada. 

Y ello porque según datos ofrecidos ante los medios de comunicación presentes en la Junta, la tasa de criminalidad en Alcorcón ha bajado un 12,3% respecto al mismo periodo del 2019 -previo a la pandemia- y un 2% en relación al año pasado.

“Alcorcón inicia el curso de una forma segura, siendo el segundo gran municipio del Sur en seguridad ciudadana. Solamente le adelanta Fuenlabrada. Entiendo que, en breve, empatarán ambos municipios compartiendo el liderazgo”, ha dicho González, que ha destacado la colaboración entre Policía Nacional y Local.

Por su parte, De Andrés ha señalado que las cifras “demuestran la realidad del estado de la seguridad de Alcorcón”. Además, ha calificado esta sesión de la Junta de Seguridad como “muy importante para la normalidad del municipio, sobre todo de cara a las próximas fiestas que se celebrarán en Alcorcón, unas fiestas que van a ser completamente seguras para las personas y seguras en el ámbito sanitario”.

SENSACIÓN DE INSEGURIDAD

Ahora bien, los datos ofrecidos por la delegada del Gobierno y la alcaldesa contrastan con las denuncias de la oposición y una parte de los vecinos de la ciudad. También con hechos controvertidos como constantes peleas entre bandas o robos en hostelería de esta primavera. Y recientemente en domicilios, como alertaban desde el PP.

Sin embargo, la alcaldesa ha hecho valer las cifras de Delegación del Gobierno para negar esa oleada de robos, asegurando que “los informes que tenemos distan mucho de lo que el PP dice”.

No obstante, Natalia de Andrés ha reconocido que “evidentemente en una ciudad de casi 200.000 habitantes hay robos y problemas que no vamos a eludir en ningún momento”.