Foto: laliga.es

La opción del ascenso directo se aleja de manera prácticamente irremisible para el CD Leganés, que tras su derrota de este domingo ante el líder Espanyol (2-1) se sitúa a 11 puntos del Mallorca, segundo, y a 13 del conjunto catalán. Así que a falta de ocho partidos para completar la fase regular, el ‘Lega’ tendrá que volcarse en asegurar su presencia en el playoff -cuenta con 8 puntos de ventaja sobre el Girona, séptimo- y llegar en las mejores condiciones posibles.

Por lo pronto, la imagen ofrecida frente al líder fue bastante positiva pese a la derrota. Supieron reaccionar al gol de Darder en el primer minuto del encuentro y protagonizaron un intercambio de ocasiones sin perderle nunca la cara a su poderoso oponente.

De hecho, Miguel de la Fuente estrenaba su cuenta realizadora en los primeros compases del segundo periodo estableciendo la igualada provisional y dejando entrever que los de Garitano aspiraban a todo. El gol de Melamed a un cuarto de hora del final supuso otro jarro de agua fría para las aspiraciones pepineras, pero de nuevo el equipo leganense volvió a levantarse y dispuso incluso de una clarísima ocasión que Juan Munoz estrelló en la madera a cinco minutos del final dejándose las últimas opciones de puntuar.

A la conclusión del encuentro, Garitano decía estar “contento de cómo ha respondido el equipo y las situaciones que hemos generado. Nos vamos con una derrota y eso duele”, admitía”, así que tendremos que mejorar situaciones para intentar conseguir el playoff”.

Aventuraba el técnico del conjunto pepinero que “cada partido va a ser muy duro porque todos nos jugamos muchísimo”, por lo que el objetivo en las próximas jornadas consistirá en “ser regulares e intentar conseguir el playoff. No lo tenemos todavía, pero hay que confiar y seguir mejorando”, subrayaba.

De la Fuente, por su parte, confesaba estar “muy satisfecho con el gol, pero es una pena que no haya servido para sumar puntos”, se lamentaba antes de remacar la buena imagen del equipo. “Hay que salir de aquí con al cabeza muy alta y aprender la lección de que no podemos perdonar ni salir relajados”, señalaba el delantero vallisoletano para concluir que “entre todos juntos vamos a conseguir el objetivo”.