El PP de la Comunidad ha acusado a la portavoz adjunta de Más Madrid, Mónica García, de realizar gestos de “amenaza” a su partido durante el Pleno de la Asamblea de Madrid.

En la sesión de control al Gobierno regional, García ha acusado al consejero de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty de ser un “talibán”, que valora más el manual de la Fundación Faes que “la vida de los madrileños”, y ha insinuado que al igual está reservando fondos “en una casilla del Excel para la ‘caja B’ del PP”.

Cuando el consejero autonómico ha tomado la palabra para defenderse, la parlamentaria de Más Madrid y el portavoz del PP, Alfonso Serrano, han comenzado a realizarse gestos. En un momento concreto, García ha hecho con la mano la acción de robar así como la de apuntar con una pistola y disparar.

En ese instante, el presidente de la Asamblea, Juan Trinidad, ha llamado a todos los diputados de la Cámara regional a “guardar la compostura” y le ha pedido concretamente a Serrano que también dejase de señalar. “Si no quiere que le señalen, no señale usted tampoco”, le ha espetado.

“No verás a Ayuso amenazar a un diputado como ha hecho tu diputada estrella en Asamblea Madrid. Difama, agrede verbalmente y ahora amenaza con gestos más propios de algunos compañeros vuestros de viaje que de la dignidad de un diputado”, ha escrito el portavoz ‘popular’ en su cuenta de Twitter, dirigiéndose al portavoz nacional de Más Madrid, Iñigo Errejón.

Por su parte, la diputada de Más Madrid ha defendido, también en redes sociales, que ella “estaba señalando a un partido condenado por el Tribunal Supremo”, además de confesar que se debe a la “artrosis de mi pulgar”.

De nuevo Serrano, que la ha llamado “Señora Difamadora”, ha reconocido que él ha señalado, algo que ella, según ha expuesto, “cuando quiere también sabe hacer”. “No busque excusas para justificar un gesto amenazante miserable. Ha cruzado todas las líneas en su indecente agresividad verbal. Usted no representa a los madrileños”, ha lanzado.