Hace justo una semana, los satélites de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) alertaban de que el vertedero de Pinto era uno de los puntos que más metano emitía a la atmósfera de toda la Unión Europea. Una instalación de residuos, además, que está siendo ampliada por la Mancomunidad del Sur, que dirige la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández.

En la Junta Directiva de este organismo también están el segundo teniente alcalde de Alcorcón y diputado de Unidas Podemos, Jesús Santos, y el propio alcalde de Pinto, Diego Ortiz, que guarda silencio ante este nuevo episodio contaminante, que sitúa al municipio como epicentro de la polución de un gas, causante del calentamiento global.

No obstante, en el Gobierno de Ortiz han salido voces discordantes a su mutismo. Mientras el Ejecutivo no responde a las preguntas de los medios sobre esta cuestión, quien sí se ha posicionado ha sido su segundo teniente alcalde, Rafael Sánchez, que ha roto la disciplina de equipo.

De hecho Sánchez, que durante su etapa como alcalde de Pinto en la pasada legislatura también se puso de perfil en el asunto del vertedero, ha anunciado públicamente que acudirá a la manifestación de este viernes en contra de las ampliaciones y macroplantas de residuos que se están construyendo. Concentración que tendrá lugar en el Parque Egido este viernes, 19 de noviembre, a las 19.00 horas.

“Hay que decir NO a los planes de la Mancomunidad del Sur para ampliar las instalaciones en el actual Vertedero de Pinto”, expone Rafael Sánchez, que invita a acudir a la marcha, además, a Jesús Santos, vicepresidente de la Mancomunidad del Sur.