Flamini
El Getafe ha presentado en sociedad este miércoles a Mathieu Flamini, el último jugador incorporado durante el reciente mercado invernal. De hecho la firma se produjo fuera del plazo habilitado, aunque su condición de jugador libre permitió concretar una operación que se hizo especialmente necesaria tras la lesión sufrida por Markel Bergara.
El mediocentro francés, de 33 años de edad, llega al equipo azulón después de varios meses alejado de los terrenos de juego tras su etapa en el Crystal Palace inglés. Previamente, el marsellés había confeccionado una distinguida hoja de servicios a su paso por Olympique de Marsella, Arsenal y Milan contribuyendo a la conquista por parte de sus respectivos equipos de tres Community Shield Cup, otras tres FA Cup y una liga italiana.
“Es un jugador contrastado y con muchísima experiencia”, ha recordado el director deportivo del club azulón, Ramón Planes, “y nos puede venir muy bien porque puede ayudar mucho. Siempre se ha caracterizado por ser un jugador fuerte y de equipo, así que viendo que ciertas posibilidades del mercado no se podían dar tomamos la decisión de incorporar a Mathieu”.
El jugador, por su parte, ha explicado que durante los días que estuvo probando con el equipo getafense “tuve muy buenas sensaciones, sobre todo al hablar cpn el entrenador. Es un gran proyecto y por eso quiero estar aquí”, ha argumentado Flamini antes de subrayar que a su edad “lo más importante era encontrar un proyecto estable y un equipo cuya forma de jugar me gustase”.
Aunque su concurso de cara al duelo de este fin de semana ante el Barcelona se antoja ciertamente prematura, el centrocampista galo ha explicado que “durante los últimos meses he estado trabajando duro y trataré de estar en las mejores condiciones lo más pronto posible”. Su cometido en este nuevo destino, o al menos lo que le ha comentado Bordalás es que “pasará cobre todo por proteger a la línea defensiva y mantener el balance del equipo”.

FUNDÓ UNA EMPRESA QUE VALE 30.000 MILLONES

Al margen de su notable carrera futbolística Mathieu Flamini también ha sido noticia en los últimos años por su exitosa trayectoria empresarial. No en vano se le considera el jugador más rico del mundo. Y todo porque en su día fue uno de los socios fundadores de una compañía especiacilizada en biotecnología que se dedica a producir ácido levulínico, un sustituto del petróleo y sus derivados a la hora de elaborar determinados productos. El valor de dicha empresa, según algunas estimaciones, estaría en unos 30.000 millones de euros, así que la fortuna de Flamini debe ser más que considerable.
Cuestionado por este tema durante su presentación con el Getafe, el jugador ha dicho “no prestar atención a lo que se dice o se publica sobre mi actividad al margen del fútbol. Todos tenemos nuestros intereses, pero mi pasión es el fútbol y pongo toda mi atención en él”, ha recalcado.