Cisma en el PSOE de Arroyomolinos. El actual concejal de Hacienda, José Vicente Gil deja el PSOE tras nueve años en la agrupación y después de haber presentado un burofax dirigido al partido. Las razones por las que el edil abandona las filas socialistas son las discrepancias con la actual Secretaría General de la Agrupación Socialista de Arroyomolinos, que ostenta María Pilar Sánchez Torres, y su Comisión Ejecutiva Municipal. La edil de Empleo que ya se vio envuelta en la polémica tras la elaboración de la RPT que beneficiaba a su socia.

De hecho, esa ha sido unas de las principales razones por las que Gil abandona el partido. “Su concejalía ha aumentado todos sus recursos de forma exponencial, siendo además la que menos ejecución tiene. Ha generado empleo para tres personas que están valorando una bolsa de empleo que no vale para nada, dicho por ella”, explica el edil, que señala que “estaba actualmente al 61% de baremación. Los contratos de esas personas son de tres años, una de ellas socia suya, que sigue siéndolo (María Ángeles Amieva Guerra) y se ha gastado 650.000 euros en recursos del Ayuntamiento solo para baremar”.

En este sentido, José Vicente recuerda que “las 12.000 instancias presentadas en el Ayuntamiento tuvieron que presentar debidamente compulsadas toda la documentación. Eso supuso entre 6 y 10 euros de media por persona que quería entrar en la baremación. Eso supone que el Ayuntamiento ha ingresado 100.000 euros y la pregunta es: ¿se les va a devolver después de tres años que no han contratado a nadie?”.

El concejal de Hacienda va más allá y dice que Pilar Sánchez “en todos los órganos de Gobierno ha querido meter a la gente de su Ejecutiva”, y denuncia que “en la Agrupación ha desembarcado mucha gente de UGT y de Móstoles y provocarán muchos conflictoS en el futuro”. Por eso recuerda que “en la primera RPT de 2016, Pilar propuso incluir la plaza de arqueólogo y técnico de patrimonio. Qué casualidad que Pascual Jiménez (actual secretario de Organización del PSOE de Arroyomolinos) es licenciado en historia y arqueología. Pero se lo echaron atrás”.

ABSTENCIÓN EN EL AVERROES

Sin embargo, la gota que colmó el vaso “fue que a Juan Carlos y a mi nos presionaron desde la actual Ejecutiva para que en un Pleno nos abstuviéramos en la votación de una moción donde se iban a acelerar las obras del Averroes”. Aseveración que el AMPA del colegio ha confirmado a este periódico.

José Vicente asegura que todo obedece a cuestiones internas del PSOE, nunca del Gobierno local. Razón por la que “no voy a entregar el acta. Que quede claro. Nunca hablaré mal del PSOE, un partido con la historia que tiene no se merece a la gente que tiene en Arroyomolinos”, en referencia también a la intención que tiene la actual Ejecutiva de expulsar a Juan Carlos García, un histórico dirigente del PSOE local “que siempre se ha batido el cobre por el partido y la ciudad”.

Finalmente, el concejal asegura que “no soy un tránsfuga. Yo no he ganado nada por salirme del PSOE”, mandando un recado a la dirección regional que “ya se podía haber preocupado el partido de todas las historias que está haciendo ella en su concejalía con su socia o del anterior concejal y ahora secretario de Política Institucional del PSOE, Manuel Díaz, que explique por qué tenía publicidad gratuita en La Dehesa y Las Matillas, cuando allí pagan todos los anunciantes”.