Laura y sus dos hijos de 8 y 12 años iban a ser desahuciados este viernes por mandato judicial. Sin embargo la huelga de este 8 de marzo ha propiciado que la comisión judicial que debía comunicar el desahucio no se haya personado y el lanzamiento haya quedado aplazado.

Según la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de Leganés, la familia podrá permanecer de momento en la vivienda de la calle Lima, donde en la mañana de este viernes se han concentrado decenas de personas para intentar evitar este segundo lanzamiento.

La PAH ha celebrado que se haya parado “un nuevo disparate social”, sobre todo, “en un día tan señalado”. “Empezar el día parando un desahucio a una familia es un buen presagio para el día”, han señalado sus responsables.

MEDIDAS

Para paralizar este lanzamiento, según la Plataforma, se ha recurrido por segunda vez ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Fuenlabrada al artículo 704 LEC, que permite “aplazar un mes el desahucio”.

De igual forma, ha solicitado un aplazamiento hasta el fin de curso lectivo de los menores para que la Agencia de Vivienda Social (AVS), antiguo IVIMA, busque “una alternativa habitacional”.

Por último, la PAH ha remitido su “caso completo con toda la información a la ONU con el fin de que lleguen sus medidas cautelares antes del desahucio”.