La Comunidad de Madrid ha ampliado la red de líneas nocturnas de autobuses interurbanos en los municipios de más de 10.000 habitantes con la creación de nueve líneas nuevas y la ampliación de otras tres ya existentes.

Así, desde este viernes ya entraba en funcionamiento la línea N-808 que comunica Arroyomolinos con Príncipe Pío. Y a partir del 31 de enero de 2020 se ampliará el recorrido de la línea N-807, que actualmente comunicaba Atocha con Getafe y que llegará hasta Humanes de Madrid y Griñón.

“Mejorar la oferta de transporte público, además de poner en comunicación a los ciudadanos de diferentes municipios, contribuye a la sostenibilidad ambiental y a la reducción de los accidentes de tráfico”, ha dicho el consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido.

“Esto, junto con la demanda creciente de movilidad nocturna de la población más joven y el incremento de trabajadores con horarios especiales, justifica este importante empuje que damos desde la Comunidad a la oferta de autobuses nocturnos interurbanos”, ha añadido.