La ministra de Industria y Turismo, Reyes Maroto, ha visitado Pinto este lunes, donde ha asegurado que la presidenta Isabel Díaz Ayuso “no está a la altura” por no haber adoptado medidas “duras” contra la pandemia, para frenar la Covid-19 y “salvar vidas y empleos”. Y eso que Madrid es la tercera región del país donde más cayó el paro en marzo.

Maroto ha mantenido un encuentro con empresarios de Pinto para explicar los ejes de la política estatal durante la pandemia, explicando que Madrid es la región “que más se ha beneficiado” de las ayudas públicas estatales para “salvar empresas y empleo”, con más de 30.200 millones que mantienen ‘protegidos’ a 160.000 trabajadores y autónomos.

“Quien no está a la altura de salvar empresas, empleos y vidas es la presidenta Ayuso, que deja que el virus esté en libertad y que no está tomando las decisiones, a veces duras, que requiere el control de la pandemia”, ha precisado.

Además, Maroto ha cuestionado que la Comunidad haya aprobado “cero euros” en ayudas al sector empresarial, frente a los 680 millones que llegarán del Gobierno de España.

PINTO, ENCLAVE DEL SUR

En un acto celebrado a puerta cerrada en el Salón de Plenos de Pinto, el alcalde, Diego Ortiz, también ha defendido ante la ministra que “somos un enclave privilegiado dentro del Corredor Económico del Sur, lo que nos convierte en una de las ciudades mejores conectadas de España y con un gran número de empresas pioneras y líderes en su sector”.

Además Ortiz, de cara al 4 de mayo, ha recordado la necesita de implantar un plan industrial en la región.

VACUNA DE JANSSEN

Por otro lado, la ministra ha confirmado en Pinto que este martes se recibirá en España el primer cargamento de la nueva vacuna Janssen, que propiciará una “aceleración” del proceso de vacunación en el país al requerir una única dosis para obtener la inmunidad.

Según ha declarado, la nueva vacuna “acelerará el proceso” ya que, con ello, habrá hasta cuatro vacunas diferentes en España para administrar a la población. Por ello, ha confiado en que el país estará en capacidad de alcanzar “la inmunidad de rebaño”, con el 70 por ciento de la población vacunada, en agosto.

En esta línea, ha pedido colaboración a la Comunidad de Madrid. “No debemos confrontar ni entre los gobiernos ni con las empresas farmacéuticas. Sí hay que exigir que las empresas cumplan con sus plazos de entrega, pero debe haber unidad de administraciones y el sector privado”, ha sentenciado.