“Así nos quedamos todos en casa en poco tiempo”. Con estas palabras, la Policía Local de Arroyomolinos ha informado que, durante la noche del viernes, los agentes desalojaron varios botellones repartidos por el municipio.

Según relatan los agentes, en estas reuniones había más de seis personas. Así se denunciaron a siete individuos por encontrarse sin mascarilla, a otro por tenencia de sustancias estupefacientes , y catorce más por consumir bebidas alcohólicas en vía pública.

Por otro lado, los policías tuvieron que multar en la misma noche, a dos bares que estaban abiertos fuera del horario establecido, y además con clientes consumiendo en el interior.