Agentes de la Policía Local de Leganés requisaron en la madrugada del pasado 15 de mayo un total de nueve armas de aire comprimido cuando estaban siendo transportadas por cuatro jóvenes en el interior de un maletero. Según fuentes policiales, el vehículo circulaba por un camino de tierra cuando fue detenido por los agentes de Policía Local, que encontraron en el maletero cinco armas largas y cuatro pistolas del tipo airsoft.

Los ocupantes del vehículo no disponían de la documentación necesaria para la posesión y uso de este tipo de armas, apuntan las mismas fuentes. Además tampoco cumplían con los requisitos de transporte. “Este tipo de armas deben ser transportadas desde el lugar en que habitualmente se encuentren depositadas en maletas y fundas habilitadas para ello, desmontadas y sin munición”, dicen desde el Ayuntamiento de Leganés.

GRAN SIMILITUD CON ARMAS DE FUEGO REAL

Los agentes de Policía Local que requisaron las armas quedaron sorprendidos por la gran similitud de este tipo de armas de aire comprimido con armas de fuego real. Un transporte y uso incorrecto de las armas de aire supone, por tanto, un grave peligro de seguridad.

Las armas de aire comprimido se encuentran incluidas dentro de la 4ª categoría del reglamento de armas en la categoría de ‘armas lúdico-deportivas’, pudiendo ser utilizadas exclusivamente en zonas permitidas y habilitadas. Para ello, es necesario que estén documentadas con la preceptiva tarjeta de armas para su posesión y uso fuera del domicilio.