La temporada de piscina de verano en Fuenlabrada ha comenzado. Y como en años anteriores, se ha puesto ya en marcha el Plan de Seguridad en Piscinas Municipales, un programa que tiene como objetivo prevenir posibles conflictos y garantizar a los usuarios el disfrute de las instalaciones evitando conductas incívicas o molestas.

Este plan, que se viene desarrollando desde hace ya trece años, se lleva a cabo todos los días de la semana y los agentes de la Policía Local, con su presencia, pretenden potenciar la seguridad tanto en el recinto de las piscinas como en el exterior.

“El objetivo es prevenir conductas molestas o incívicas”, indica la concejala de Seguridad Ciudadana Silvia Buabent“, que “impidan el disfrute de un buen día de baño  a los usuarios, como comportamientos inadecuados, consumo de alcohol entre menores, hurtos, etcétera”.

La edil ha indicado que los ciudadanos valoran de manera muy positiva este servicio que ha conseguido que los problemas que surgen en las instalaciones cada año sean menos. “Realmente en la actualidad las intervenciones policiales son muy puntuales y cada año se reducen desde que lo pusimos en marcha en 2005”, afirma Baubent.

La vigilancia se extiende además a las inmediaciones, al estacionamiento público y al camino que lleva desde la ciudad hasta el complejo y que muchos ciudadanos realizan a pie. Un plan que se realizará hasta el final de la temporada de verano.