comisaria-Fuenlabrada

Agentes adscritos al Grupo IV de la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría de Policía Nacional de Fuenlabrada han detenido a dos personas miembros de una organización dedicada en todo el país al robo de móviles de alta gama en restaurantes de comida rápida y zonas de ocio de toda España, si bien últimamente habían intensificado los robos en la ciudad madrileña. Fuentes policiales señalan que tras la sustracción de los móviles, los terminales eran inmediatamente enviados fuera de España para evitar su recuperación.

Fueron los propios hosteleros los que alertaron a Policía de la proliferación de estos robos y tras el establecimiento de un dispositivo policial de vigilancia por parte de los investigadores en relación a la operación ‘Partitura’ se procedió a la detención ‘in-fraganti’ de dos personas relacionadas directamente con el grupo organizado.

A los detenidos se les imputan un total de 20 hechos cometidos al ser reconocidos por las víctimas, siendo los mismos puestos a disposición de la Autoridad Judicial.

MÉTODO DEL CARTEL

La principal actividad de este grupo consistía en hacerse pasar por sordo-mudos o indigentes, pidiendo limosna, utilizando como “muleta” un folio plastificado con frases sin sentido, en ocasiones partituras de música o facturas, que se posan sobre la mesa donde se encuentran las futuras víctimas, más concretamente sobre las pertenencias de estos.

Seguidamente, les distraían con sus peticiones monetarias para proceder a sustraerle con habilidad sus efectos en el momento de levantar el mencionado ‘cartel’. Actuaban, sobre todo, en restaurantes de comida rápida como como McDonalds,Burguer King o KFC.

Según la Policía, la investigación confirmó la “existencia de un grupo criminal organizado, tratándose de un grupo grande que trabaja con variabilidad de los miembros, y con actuaciones en las que participaban cada vez dos o tres individuos diferentes”. La investigación continua abierta y no se descartan nuevas detenciones de más miembros de la banda.