Agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional de Madrid, ayudados por perros especializados en la búsqueda de dinero negro, localizaron y requisaron en la mansión y en las sedes de empresas del productor televisivo José Luis Moreno unos 200.000 euros en billetes y pagarés de entidades investigadas en la trama por valor de 400.000 euros.

Además, se han incautado nueve vehículos de alta gama, máquinas de contar dinero, talonarios, varios ordenadores, muchos teléfonos móviles y numerosísima documentación. Gran parte del dinero en metálico hallado en el chalet de Moreno, de 5.000 metros cuadrados, situado en la urbanización Monte Encinas de Boadilla del Monte, estaba en una caja fuerte que los agentes del Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas (GOIT), especializados en buscar y reventar habitáculos ocultos, tuvieron que forzar ayer para abrirla, ante la nula colaboración de su dueño.

Los registros en la mansión y en la sedes madrileñas de sus sociedades comenzaron a primera hora del martes y duraron hasta esta madrugada, en las que estuvo presente el productor de televisión detenido. El empresario, que ha pasado mala noche, ha dormido en la comisaría de Moratalaz y previsiblemente pasará a disposición judicial de la Audiencia Nacional mañana jueves.

Ayer, además del chalé vivienda, los agentes y la Unidad Canina registraron también sedes del entramado empresarial de Moreno en la calle Serrano y en el entorno de la Puerta del Sol. Allí han detenido a cuatro personas, alguno de ellos empleado de Moreno. También revisaron la sede de la productora en Moraleja de Enmedio.

Finalmente, la macrooperación de Policía Nacional de Madrid y Guardia Civil de Barcelona ha terminado con 47 detenidos, 25 de ellos en Madrid, 17 en Barcelona, 3 en Murcia, 1 en Valencia y 1 en Alicante. Los registros, que terminaron a las 2 de esta madrugada, se localizaron 28 en Madrid, 14 en Barcelona, 5 en Murcia, 1 en Alicante y 1 en Valencia. De momento, no habrá más registros ni detenciones.

LA INVESTIGACIÓN Y LA OPERACIÓN POLICIAL

Durante la investigación policial, que se remonta a dos años, se realizó una intervención en la que se aprehendieron más de un millón de euros en efectivo a una ‘mula’, que trabajaba para la organización transportando en vehículos con doble fondo grandes cantidades de efectivo por todo el territorio nacional procedente de la venta de droga dentro y fuera de nuestras fronteras.

Los investigadores de la ‘Operación Titella’ creen que la organización aprovechaba su entramado empresarial de más de 700 mercantiles para blanquear a terceros dinero procedente del tráfico de drogas. “Simulaban una actividad que era inexistente para justificar los millonarios ingresos en efectivo que se generaba con las ventas de la droga”, según ha informado la Policía Nacional y la Guardia Civil.

A los miembros de esta organización se les imputan los delitos de estafa continuada, falsedad documental, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal dentro de una investigación de la Audiencia Nacional.