concejala-empleo-arroyomolinos

La socia de Pilar Sánchez Torres, concejala de Empleo, Comercio, Industria, Consumo, Turismo y Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Arroyomolinos, trabaja en el Consistorio tras la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) aprobada en 2017, tal y como señaló en un informe la secretaria del Ayuntamiento y que publicó este periódico en exclusiva. Sin embargo, la edil de Empleo asegura que su departamento “no tiene competencias delegadas en la elaboración y gestión de la RPT”. Competencias que, según Sánchez Torres, tampoco tiene en materia de retribuciones, compatibilidad y contratación de los empleados del Ayuntamiento y que sí atribuye al concejal de Formación y Personal, Juan José González Arroyo, tras el decreto 1231/2015 de Alcaldía de 15 de junio de 2015.

Y ello tras conocerse que desde diciembre de 2013, Sánchez Torres es administradora solidaria de la empresa Amieva Del Olmo y Asociados S.L. Un cargo que comparte con María Ángeles Amieva Guerra. Esta empresa se encarga del asesoramiento y gestión jurídica, contable y fiscal a empresas, asociaciones o particulares. Y en 2017 continúa vigente su labor empresarial, figurando Torres y Amieva como administradoras solidarias de la misma, según el informe financiero de la compañía y las cuentas anuales presentadas por la empresa que son de acceso público a cualquier persona a través del Registro Mercantil. Una información también avalada por el informe de Secretaría del Ayuntamiento de Arroyomolinos.

Desde las pasadas elecciones municipales, Pilar Sánchez Torres es concejala de Empleo de Arroyomolinos y, tras la aprobación de la RPT, María Ángeles Amieva Guerra, socia de Torres, figura como técnico de Empleo del Ayuntamiento nivel A1 y se encarga de valorar las instancias de la bolsa de empleo municipal. Igual que Marta Ferrero Bachiller, hija de Francisco Ferrero, actual concejal de Cultura y líder del Partido Independiente de Arroyomolinos (PiArr), y otros dos técnicos más. Pues bien, el informe de Secretaría del Ayuntamiento de Arroyomolinos señala que “las retribuciones no han sido aprobadas por el Pleno” y “es de hacer notar que a esta Secretaría no le consta solicitud de compatibilidad para el ejercicio de la abogacía de Dª María Ángeles Amieva y el puesto de baremación que ostenta”.

En este sentido, el informe de Secretaría concreta que “es curioso que los cuatro técnicos contratados por obra o servicio para valorar la bolsa de empleo tengan categoría A1 y la técnico de la que dependen ostente la categoría A2”.

Tras esta noticia, el Partido Popular de Arroyomolinos ha vuelto a insistir, a través de registro y en el último Pleno mediante ruego, en que se faciliten todas las contrataciones realizadas por el Ayuntamiento a través de la RPT. Una petición que llevan realizando desde, incluso, antes del verano.

ENCUESTA: ¿Cree que en Arroyomolinos ha habido ‘trato de favor’ en la contratación de personal?