La Universidad Carlos III ha decidido suspender el convenio que había suscrito con el Ayuntamiento de Leganés, para evitar desahucios en la ciudad. Al parecer la justificación estaría en las deudas que acumula el Gobierno municipio con la universidad.

Se trata de un acuerdo de colaboración firmado entre las dos instituciones, que pretende que la mediación sea la herramienta fundamental en la resolución de conflictos hipotecarios judicializados entre propietarios y entidades bancarias a fin de impedir desahucios en Leganés.

El convenio se interrumpió en junio de 2019, porque el Ejecutivo socialista incumplió durante tres años la cláusula que fija que el Ayuntamiento de Leganés, abona un canon anual de 18.000 euros a la Carlos III para sufragar los gastos que implica la prestación de ese servicio.

Las reacciones políticas han llegado desde el PP de Leganés, que ha señalado a través de su portavoz, Miguel Ángel Recuenco, que “el socialista Llorente es un alcalde sin escrúpulos, que incluso deja tirados a los vecinos que necesitan del apoyo institucional para no perder su vivienda.

Recuenco le ha pedido al alcalde que expliqué porqué “no paga los 54.000 euros que debe a la universidad, y aventura que el problema de los desahucios “se agravará en Leganés”, dada la  coyuntura que atraviesa España, con una crisis económica y social sin precedentes.