Las icónicas meninas que Velázquez retrató en el cuadro ‘La familia de Felipe IV’, conocido más tarde como ‘Las meninas’, tomarán las principales calles de de Madrid interpretadas por diversos artistas, diseñadores y actores en lo que será la primera Meninas Madrid Gallery, una galería de arte al aire libre con 80 ejemplares repartidos por toda la ciudad.

Así, desde este viernes hasta la primera semana de julio, el espíritu del Siglo de Oro estará presente en la capital a través de 80 meninas fabricadas en fibra de vidrio de 180 centímetros de alto, 160 de fondo y unos 30 kilos de peso. Todas ellas han sido diseñadas por el artista Antonio Azzato.

Cada menina representará la idea de Madrid que tiene el artista que la ha intervenido. Los músicos Alejandro Sanz y Carlos Baute; los diseñadores Lorenzo Caprile, Ágatha Ruiz de la Prada y Vicky Martín Berrocal, el actor Jordi Mollá o el torero Enrique Ponce son algunas de las firmas que han plasmado su imagen de Madrid en una menina.

También han participado en la creación de las meninas entidades sin ánimo de lucro como Fundación Aladina, Fundación Créate y Fundación Alenta. Cuando concluya la muestra, algunas de las meninas se subastarán y los beneficios se destinarán a estas organizaciones.

CAPITAL “DE REFERENCIA EN EUROPA”

La iniciativa parte de la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos (ACOTEX) con el objetivo de “reforzar la imagen de la ciudad y el turismo de compras”. Está integrada en el proyecto Madrid Capital de Moda.

Alrededor de la muestra se llevarán a cabo algunas actividades que potenciarán la imagen de Madrid como una capital “de referencia en Europa”. La meninas, como lienzo en blanco, viajarán por diferentes ciudades para ser intervenidas y llevarán el “mensaje infinito” de Velázquez a través del arte contemporáneo.

Antonio Azzato ha destacado de Velázquez que “vivió con pasión su vida a la hora de pintar, ya fuera un bufón o un rey”, y lo realizó “con la misma dignidad”. “Creo esta menina para que los artistas se enfrenten a ella como si fueran Velázquez, y lo más satisfactorio ha sido ver cómo esos mensajes llevan a un mismo camino”, ha apuntado.