Una dotación de Policía Nacional consiguió salvar la vida a un vecino de Leganés que entró en parada respiratoria cuando se encontraba en el interior de un restaurante de la localidad madrileña y se desplomó en el suelo.

Según han informado desde el Cuerpo policial, su intervención fue “clave” para estabilizar al paciente, que momentos después fue trasladado al hospital.

Los hechos sucedieron cuando los policías recibieron la información de que en el interior de un restaurante de la localidad un hombre se había desplomado al suelo y se encontraba inconsciente, no respondiendo a estímulos.

Una vez en el lugar, los agentes pudieron comprobar como esta persona se encontraba tendida en el suelo, inconsciente y carecía de pulso, iniciando “rápidamente” las maniobras de reanimación, las cuales se prolongaron durante 25 minutos.

Asimismo, su mujer manifestó a los policías que su marido había estado trabajando durante esa misma mañana, habiendo realizado grandes esfuerzos y que le había comentado momentos antes que se encontraba ligeramente mareado.

Las maniobras de reanimación realizadas por ambos policías y continuadas por los sanitarios que acudieron al lugar, lograron estabilizar al paciente que fue trasladado al Hospital Clínico de Madrid con pronóstico reservado.