El Partido Popular de Leganés ha denunciado la mala gestión del Gobierno local al conocerse que ni siquiera ha logrado que la piscina de verano de El Carrascal, que gestiona el Ayuntamiento, abra por las mañanas de lunes a viernes para desespero de los vecinos.

Según subrayan los populares, la excusa que en esta ocasión ha ofrecido Llorente para echar el candado al recinto ha sido la falta de personal necesario para que la instalación preste servicio al público en óptimas condiciones, un argumento que consideran más que discutible y que, en cualquier caso, obedece desde su punto de vista a la incapacidad de los socialistas para solucionar un asunto tan sencillo como la contratación de trabajadores.

“Por motivos económicos, familiares o laborales, las familias de Leganés que se queden en la ciudad durante el verano no tendrán la oportunidad de darse un baño para soportar temperaturas que a buen seguro superarán los 40 grados”, ha denunciado el portavoz del PP de Leganés, Miguel Ángel Recuenco.

Por otro lado, el PP de Leganés ha pedido explicaciones al Ejecutivo local por su intención de llevar a Pleno este jueves una autorización por importe de 413.000 euros en “gasto urbanístico” sin explicar ni en qué se va a gastar ese dinero ni dónde se va a gastar, lo que a su juicio supone un ejemplo muy grave de falta de trasparencia y oscurantismo por parte de un alcalde.

EXIGEN REGULARIZAR MERCACENTRO

Además, los populares exigirán en el mencionado Pleno de este jueves al Gobierno local que regularice la concesión administrativa de Mercacentro, que finalizó en noviembre de 2018, y permita de esa forma que el centro comercial permanezca abierto al público.

“Lejos de cumplir la ley con la convocatoria de un nuevo concurso público, el Ayuntamiento ha cobrado a la empresa que aún explota el recinto el canon de 2019 y 2020 sin que exista un contrato que regule todos esos pagos”, alertan desde el PP, que denuncia asimismo la situación de la instalación.