La Dirección General de Carreteras de la Comunidad de Madrid se ha comprometido con el Ayuntamiento de Leganés, a reformar el paso de la M-406 por el barrio de Vereda de los Estudiantes. Un punto negro de la circulación, donde son habituales los accidentes. El último, sin ir más lejos, la pasada semana, cuando un camión embistió a una furgoneta por detrás, justo en uno de los semáforos.

El Concejal de Sostenibilidad y Movilidad, Fran Muñoz, considera que “con esta actuación se da respuesta a una histórica reivindicación vecinal de este barrio, hasta ahora aislado del resto de Leganés por la M-406”. Para Muñoz, “era una cuestión de justicia y al fin hemos conseguido que la Comunidad de Madrid escuche y dé respuesta a las reivindicaciones del barrio”.

En este sentido ha querido “felicitar a la asociación vecinal, porque esto es una victoria de la movilización ciudadana, y agradecer a la Dirección General de Carreteras su buena disposición cuando desde la Delegación de Sostenibilidad y Movilidad nos pusimos en contacto para buscar una solución a este problema”.

ENSANCHAMIENTO DE LA MEDIANA

Según apuntan desde el Ayuntamiento, la reforma consistirá en el ensanchamiento de la mediana, que pasará a tener una anchura de 5,5 metros frente a los 2,5 actuales y contará con un espacio específico para las bicicletas y los vehículos de movilidad personal (VMP), la modificación de los semáforos, que retrasarán su posición para dejar más distancia respecto al paso de peatones ofreciendo así mayor seguridad, y el aumento de señales, tanto verticales (con luz) como horizontales.

De esta manera, gracias a esta remodelación, el paso quedará adecuado a los requisitos de accesibilidad universal, tal y como se solicitaba desde el Ayuntamiento de Leganés.