Leganés ha celebrado este viernes el primer Pleno telemático de su historia. Y a pesar de arrancar con un minuto de silencio, en recuerdo de las víctimas por coronavirus, pronto ha vuelto la desunión entre los grupos. Tónica habitual desde que arrancara la presente legislatura.

De nuevo la sesión ha sido polémica. Tal es así, que los partidos de la oposición han abandonado la sesión por videoconferencia, lo que ha provocado que el alcalde les haya acusado de “abandonar su trabajo”.

El motivo ha estado en que tanto ULEG, como PP, VOX y Podemos pedían un Pleno monográfico sobre el coronavirus. Sin embargo en el orden del día había varias modificaciones de crédito y expedientes que “aprobar de urgencia” por valor aproximado de 20 millones de euros. El PP, de hecho, proponía que se quedarán sobre la mesa todos estos puntos que guardaban relación con el Covid-19.

“El alcalde Santiago Llorente quiere hipotecar a la ciudad de Leganés con gastos por valor de 20 millones de euros en plena crisis y que no se van a invertir en luchar contra el Covid-19″, ha apuntado Recuenco. Posición que han compartido los portavoces de ULEG y VOX, que se han marchado.

Entre esas modificaciones estaba destinar parte del superávit de 2019 a pagar facturas pendientes a proveedores y sentencias judiciales, por valor de 7,6 millones de euros. También se contemplaban modificaciones para comprar camiones de basura o sustituir persianas en colegios.

“Piden ayudas a empresas y suprimir impuestos pero se niegan a pagar las facturas de los trabajos ya realizados. Hablamos de cooperativas y empresas de Escuelas Infantiles”, ha dicho Fran Muñoz, de Mas Mádrid-Leganemos y concejal de Recursos Humanos, que ha tildado a estos grupos de “irresponsables”.

Por su parte, la portavoz de Unidas Podemos, Gema Gil, también ha mostrado su disconformidad con la propuesta del Gobierno local. “La lealtad no puede ser un cheque en blanco para sus tropelías. Y esas tropelías son no traer a este Pleno el 100% del superávit para combatir la emergencia social que hay en Leganés”, ha expresado Gil, que ha permanecido en el Pleno.

LA OPOSICIÓN “ABANDONA SU TRABAJO”

La polémica la ha zanjado en su turno de intervención el alcalde, Santiago Llorente, que ha dado cuenta al inicio del Pleno de las medidas tomadas por su Gobierno durante la crisis del coronavirus, como el hospital de campaña, comidas a los más vulnerables o trabajos de desinfección en centros municipales y calles.

“En estos expedientes no se contrata nada, no se subvenciona nada y no se ejecuta ningún gasto. Todo lo que están contando es mentira”, ha apuntado.

“Estamos habilitando el presupuesto para que se haga más adelante si se estima oportuno”, ha insistido Llorente, que ha recalcado como se retiró del orden del día las subvenciones a entidades deportivas “que no suponía el abono de nada”.

De esta manera, el alcalde ha dicho que “a todos nos pagan por tomar decisiones. Hoy hay nueve concejales (ULEG, PP y VOX), que les pagan como a mi por estar tomando decisiones y por dar su voto, sea a favor, en contra o abstención. Si se han quedado en casa a otras cosas, están faltando a su trabajo”.

Finalmente solo Unidas Podemos ha votado de que se quedarán sobre la mesa, con lo que PSOE, Leganemos y Ciudadanos han hecho valer su fuerza y se han aprobado las modificaciones.