Agentes de la Brigada Local de Policía Judicial de Leganés han detenido a tres vecinos, como presuntos responsables de un delito contra la salud pública. En concreto, tráfico de drogas en el barrio de Zarzaquemada.

Según fuentes policiales, las pesquisas se iniciaron a principios del mes de mayo. En paralelo al inicio de la desescalada, los investigadores tuvieron conocimiento “de una intensa e inusitada actividad de tráfico de sustancias estupefacientes”, en Zarzaquemada.

Se ha intervenido dinero en efectivo, por valor de 1.800 euros, dos armas de fuego detonadoras, armas blancas, numerosas joyas, utillaje para el manejo, pesaje y corte de drogas

Según las mismas fuentes, “se trataba de distribución de cocaína, en mayor medida, así como de cannábicos y fármacos, que finalmente acababan atrayendo a ciudadanos de otras poblaciones colindantes”.

Una vez verificada dicha actividad y comprobado su origen, los policías procedieron a realizar un registro domiciliario, provisto de la correspondiente autorización judicial, ocupándose variedad de sustancia estupefaciente: marihuana, cocaína, resina de hachis y comprimidos estimulantes.

En los registros, también se intervino dinero en efectivo, por valor de 1.800 euros, dos armas de fuego detonadoras, armas blancas, numerosas joyas, utillaje para el manejo, pesaje y corte de drogas. “Elementos que, a la postre, confirman la dedicación a tal actividad ilícita”, apuntan.

Los detenidos ya han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Leganés, dictando auto de ingreso en prisión provisional de dos de los arrestados.