La Concejalía de Medioambiente del Ayuntamiento de Leganés continúa trabajando en acciones de control biológico para controlar y reducir las plagas de los árboles de la ciudad. De esta forma, esta mañana ha comenzado la suelta de insectos beneficiosos en un centenar de árboles de la localidad. En total estos trabajos se desarrollarán en 500 árboles con la suelta de medio millón de insectos durante toda la semana.

Estos trabajos consisten en la suelta de insectos depredadores naturales y parasitarios de los insectos plaga que afectan a los árboles de Leganés. Tras los excelentes resultados del pasado año el Ayuntamiento ha decidido mantener los recursos para controlar las plagas de manera biológica. En muchos de los árboles en los que el pasado año se aplicó el tratamiento se ha restablecido el equilibrio natural y no será necesario aplicar ningún tratamiento. Una vez restaurado el equilibrio el efecto perdura en el tiempo.

La suelta de insectos ha comenzado en Zarzaquemada y se va a aplicar en medio millar de robinias, sophoras, catalpas, olmos, prunus y arces distribuidos por toda la ciudad. Para ello se están soltando adalias (mariquita de dos puntos), afidius y crisopas que son depredadores naturales de parásitos como los pulgones y la cochinilla algodonosa.

Los operarios han comenzado a colgar en las ramas de los árboles unas pequeñas cajas con insectos que se alimentan de otros insectos dañinos. Se trata de un método ecológico y natural que evita el uso de insecticidas y productos químicos perjudiciales para las personas y el medioambiente.

MEDIDA PIONERA

“Desde la Delegación de Medioambiente hemos apostado por el control biológico de plagas con la suelta de mariquitas y otros bichitos que a atacan a otros insectos perjudiciales para nuestra flora y nuestra fauna. Esto nos evita echar insecticidas, pesticidas y otro tipo de productos químicos”, ha indicado el concejal del área, Miguel García Rey.

En 2020 se soltaron 135.000 insectos de este tipo y una cantidad similar en 2019.