Difícil encontrar un partido más apasionante en la categoría de plata que el que este jueves (19.00 horas) disputarán CD Leganés y Espanyol. Tercero contra primero sobre el césped de Butarque. Dos de los principales candidatos al ascenso se ven las caras en un partido en el que no sólo está en juego el liderato -con permiso del Mallorca, segundo- sino también la posibilidad de doblegar a un rival directo en la lucha por recuperar la categoría perdida.

El encuentro le llega en un excelente momento al Lega, que acumula tres victorias y un empate en sus cuatro últimos compromisos. Además, su fiabilidad en casa ha ido creciendo con el desarrollo de la competición y ha saldado con triunfo sus cuatro últimos compromisos como local, en los que tan solo ha encajado un tanto.

Menos boyante comparece el conjunto ‘perico’, que el pasado fin de semana cedió en casa su segunda derrota del curso ante el Girona (1-2), lo que unido a su empate previo en Fuenlabrada supone dos partidos consecutivos sin ganar. Su potencial, en cualquier caso, está fuera de toda duda y ahí está para corroborarle el gran rendimiento de dos de sus principales referentes, Raúl de Tomás (8 goles) y Adrián Embarba (5).

El técnico del conjunto pepinero, José Luis Martí, comparecía este miércoles en la rueda de Prensa previa al encuentro y confirmaba que no podrá contar con los lesionados Omeruo, Avilés y Santos, mientras que el concurso de Shibasaki está en duda.

Respecto al rival de este jueves, señalaba que “el Espanyol tiene muchos buenos futbolistas y personalidad para sobreponerse a las adversidades. Ejerce muy buena presión y es equilibrado”, por lo que admitía que “apoderarnos del centro del campo puede ser clave en este encuentro. En nuestra mente está conseguir los tres puntos”, remarcaba antes de agregar que “nos gustaría ser líderes pero en la jornada 42, que es la que realmente nos importa”.